Atómica, una gran cinta de espionaje e intriga

Atómica, una gran cinta de espionaje e intriga
En conclusión:
Atómica es una cinta de detectives que devuelve al género a la punta del pedestal que alguna vez ocupó. La saturación de otras temáticas en la industria convierte al largometraje de David Leitch en una de las propuestas más atractivas de este saliente verano, y gracias a las actuaciones que vemos, adecuadas coreografías de combate, perfectos matices histriónicos, historia interesante y llenad e giros, así como el soundtrack la convierten también en una de las mejores películas en las que Charlize Theron ha participado a lo largo de su carrera.

Atomic Blonde o Atómica como se le ha nombrado en Hispanoamérica, es una película de detectives protagonizada por Charlize Theron. Distribuida alrededor del mundo Por Universal Pictures, la historia busca ofrecernos un glorioso retorno a la gran pantalla de este género que en los últimos años se ha visto opacado por otro tipo de producciones Hollywoodenses, que han saturado los recintos con acción, terror, dramas y comedia. La cinta dirigida por David Leitch busca trasladarnos a la época de oro, remembrando a grandes de la industria como Backstab, BottomFeeder y Brick ¿lo habrá conseguido?

Atómica nos traslada a la época de la guerra fría, por allá del año 1961, para ofrecernos una de tantas historias ubicadas en Berlín, durante el derribo del famoso muro que dividía a Alemania. Claro que, como desde el inicio se nos indica, la trama para nada enfatiza este tema, y aunque en muchas ocasiones nos ofrecen breves vistazos al avance político y social que este tiene con los personajes involucrados, para nada toma más protagonismo del que debe. En esta historia, nuestro principal personaje lleva por nombre Lorraine Broughton, y sí, como seguramente ya saben se trata de una agente encubierta en la búsqueda de una organización que se encuentra saboteando los avances de paz y hasta a ellos mismos.

Desde los primeros minutos de acción, Atómica nos pone al tanto del conflicto que la agente Broughton deberá perseguir en su viaje a Alemania, y es que uno de sus compañeros es fríamente asesinado sin saber las razones para ello. En su papel de detective encubierta nos contará toda la historia relacionada a la misión encomendada a través de flashbacks, lo cual nos da una doble perspectiva de la situación mientras, en conjunto con ella averiguamos nuevos hilos enmarañados dentro de una red de corrupción y poder que debe detenerse lo antes posible. La historia, a pesar de no ser tan envolvente como hubiésemos deseado, consigue mantenernos al pendiente de los sucesos que observamos y así resolver las grandes incógnitas que se nos van dejando en el camino.

Como era de esperarse, la trama de Atómica se ve un tanto afectada por los ya mencionados flashbacks, ahorrándonos de cierta manera la tensión que ciertas secuencias pudieron tener y restando un poco del potencia que se tenía. Estar consientes de que Lorraine sobrevivirá, nos ahorra el tener que preocuparnos por ella y los momentos angustiosos a los que se enfrenta en ocasiones, y de los que pareciera no tiene escapatoria. No obstante, David Leitch hace gala de sus dotes de mando, al conservar elementos refrescantes y haciéndonos olvidar de este detalle poco a poco; este gran señor, reconocido por cintas como V For Vendetta o Jhon Wick, también aplica los conocimientos que ha adquirido a través de los años, ofreciendo guiños que sus fanáticos sabrán reconocer.

Las actuaciones del reparto elegido, entre el que vemos a grandes actores y actrices de la ya mencionada Charlize Theron, James McAvoy, Sofia Boutella, John Goodman y Tobey Jons; todos ellos en conjunto aportando un poco de su presencia escénica e histriónica y añadiendo a la cinta el aderezo que necesita a cada momento. Es increíble notar la sinergia que se siente entre cada uno de ellos, y las relaciones interpersonales ofrecidas a través de diálogos hablados o con lenguaje corporal, son simplemente la demostración del potencial que se puede llegar a tener al contar con ellos en un mismo set de grabación.

Dando seguimiento a este tema, es importante mencionar la importancia de David Percival, quien interpretado por James McAvoy, ofrece posiblemente las mejores escenas de toda la cinta. No hay momento en que este actor deje de sorprendernos en el papel de este importante infiltrado en la mafia de Berlín, y es que como ya nos tiene acostumbrados, las matices que alcanza son simplemente brillantes. El actor, de igual manera, inyecta un poco de personalidad a cada acción que realiza, y a pesar de que en ocasiones nos va a parecer familiar el cómo se desenvuelve ante la cámara, no podemos más que alabar el desempeño general que ofrece al espectador.

Las tomas conseguidas también son importantes en Atómica, y es que todo el tiempo se está jugando con los acercamientos al momento de las coreografías de pelea, así como interacciones entre los involucrados. Destacadísima también es la relación entre Charlize Theron y Sofia Boutella, ya que además de otorgarnos secuencias sensuales y atractivas, también consiguen que el espectador se familiarice un poco más con sus lados “humanos”. Luces por doquier, sombras, callejones y cuartos repletos de enemigos, lluvia y escenas con miles de personas que se ven involucradas en objetivos donde la supervivencia importa, son características que la película acentúa y desarrolla correctamente en sus casi dos horas de duración.

Por último, pero no menos importante, la música que cuenta con temas como Cat People (Putting Out the Fire) de David Bowie, Major Tom (Völlig Losgelöst) de Peter Schilling, Blue Monday de Health, C*Cks*Cker de Tyler Bates y 99 Luftballons de Nena resultan relevantes y completamente involucrados en la acción en pantalla, al relacionarlos con acciones específicas situadas en estéreos, radios y hasta llamadas telefónicas. La selección es posiblemente una de las mejores que hemos disfrutado en todo este año, y podemos asegurarles que van a salir tarareando más de una de ellas.

En conclusión, Atómica es una cinta de detectives que devuelve al género a la punta del pedestal que alguna vez ocupó. La saturación de otras temáticas en la industria convierte al largometraje de David Leitch en una de las propuestas más atractivas de este saliente verano, y gracias a las actuaciones que vemos, adecuadas coreografías de combate, perfectos matices histriónicos, historia interesante y llenad e giros, así como el soundtrack la convierten también en una de las mejores películas en las que Charlize Theron ha participado a lo largo de su carrera. Sean o no fanáticos de las historias de este estilo, será un producto audiovisual que disfrutarán.

More from Victor Sanchez Juarez

¿Quién será el villano de la cinta de Wonder Woman?

Antes de empezar a redactar esto, queremos advertirles que si no les...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *