Call of Duty: WWII, de vuelta a la gloria

Call of Duty: WWII, de vuelta a la gloria
En conclusión:
 Call of Duty: WWII es un título de guerra increíble, que además de devolver a la franquicia a sus glorias pasadas - literalmente -, añade un factor nostalgia que agradará a los fanáticos. Los modos multijugador viejos y nuevos conviven excelentemente, ofreciendo una experiencia enviciante y profunda en la que pasarán horas y horas, y los Nazi Zombies han vuelto para quedarse. Lamentablemente, la historia resulta genérica pero no por eso deja de ser un título que debes probar, sí o sí.
85

Call of Duty es y ha sido desde siempre una de las franquicias más vendidas de la industria, ofreciendo a los fanáticos de los First Person Shooter (FPS) historias que nos llevan desde la segunda guerra mundial, hasta un conflicto de guerra avanzado ubicado en épocas todavía no conocidas por la sociedad actual. No obstante, en los últimos años los fanáticos habían solicitado que Activision devolviera las viejas glorias al título, ubicándolo nuevamente en la línea temporal que lo llevó al éxito. Tras un montón de comentarios como este, y con Battlefield 1 en el mercado hoy por fin tenemos Call of Duty: WWII. ¿Qué nos pareció la nueva entrega de la franquicia?

Antes que nada y para quienes hayan vivido en una piedra en los meses pasados, Call of Duty: WWII es un juego de disparos en primera persona que nos sitúa de nueva cuenta – y como su nombre indica – en la segunda guerra mundial. Sí, para esta ocasión Activision ha decidido devolver un poco de la esencia conocida al título que irónicamente consiguió su mayor despegue en cuestión de popularidad al lanzar Call of Duty 4: Modern Warfare hace ya algunos años. Sledgehammer Games, actual encargado de la serie, deja de lado las ya acostumbradas armas avanzadas, armamento futurista y locaciones sacadas de la sci-fi, para trasladarnos a acontecimientos y lugares conocidos por todos y retratar en pantalla enfrentamientos de los que todos hemos leído al menos una vez en nuestra vida.

La trama de Call of Duty: WWII nos cuenta la historia del soldado de 19 años de primera clase, Ronald Red Daniels (Brett Zimmerman) y su mejor amigo Jewish American (Jonathan Tucker), además de contar con la participación de Rousseau, una maquis líder de la Resistencia francesa, el mayor Edgar Crowley, británico oficial de la Dirección de Operaciones Especiales, el sargento William Pierson (Josh Duhamel) y el teniente Joseph Turner (Jeffrey Pierce). ​La campaña de esta manera tiene presente la ocupación de Francia, la ocupación de Bélgica y el cruce desde el río Rin hasta Alemania, así como otros hechos de los libros de historia de los periodos de entre 1944 y 1945.

El guión y desarrollo de esta línea argumental desafortunadamente carece del sentimentalismo y epicidad, que por ejemplo sí vemos en Battlefield 1 pero funciona como una breve introducción para los modos que a todos nos interesan, y de los cuales les hablaremos más adelante. A pesar de conocer a mayor profundidad enfrentamientos de guerra sucedidos en la segunda guerra mundial, Call of Duty: WWII falla al introducir un montón de personajes que a la larga resultan irrelevantes y de los cuales difícilmente podremos encariñarnos. A pesar de mostrarnos en un par de ocasiones situaciones de alto riesgo, nos cuesta trabajo verlas con ojos distintos al de un simple juego de acción y disparos. Asimismo, la duración y dificultad de la misma son un tanto insatisfactorias, al lograr terminarla de principio a fin en unas 5 horas y sin dedicar tanto entrenamiento, ya que no supondrá un reto verdadero para los que seguimos este género.

Para fortuna de todos, el aclamado modo multijugador ha sido conservado con todo y sus mejores argumentos, para otorgar al jugador una nueva y divertida experiencia en la cual querrán adentrarse lo más pronto posible. Para esta ocasión, los mapas han sido rediseñados y modelados de manera hermosa trayendo a nuestras consolas o PC espacios abiertos y pasillos con encuentros frenéticos, que nos recuerdan sus primeras incursiones en la industria de los videojuegos. Los modos de juego, por otro lado, nos ofrecen acceso a viejos conocidos como duelo por equipos, guerra que incluye varios objetivos por cumplir, dominio, buscar y destruir, baja confirmada, contra todos, y otras novedades de la talla de terreno de juego, punto caliente y tomar la bandera que explicaremos brevemente.

Primero que nada, terreno de juego representa una divertida adición a la fórmula de capturar la bandera, tomando elementos de otros títulos como Halo 5 y dando a los jugadores una única misión: llevar la pelota hasta la “portería” rival, sorteando a los contrincantes y evitando que estos hagan lo propio. Punto caliente se basa en tener controladas ciertas áreas que el mismo juego marca, siendo ganador quien más tiempo se quede en ella y por último, tomar la bandera es una variación del popular “tochito bandera” que seguramente todos hemos jugado en nuestras escuelas.

En esta ocasión, Call of Duty: WWII trae de vuelta el popular modo Nazi Zombies en el cual descubrimos ser un fracaso y no pudimos pasar de la ronda 20, sin embargo nos sirvió para comprobar algunas de las novedades que trae consigo. Primero que nada, los zombies lucen impresionantes y además de ser increíblemente veloces y mortíferos, algunos de ellos provocarán pesadillas en la gente que les enfrente. Por otro lado, se ha añadido una historia para la que actores como David Tennant, Katheryn Winnick, Elodie Yung y Udo Kier han prestado su voz e interpretación. Aunado a esto, cada uno de ellos representa una distinta clase que deberemos saber balancear, ya que su habilidades definitivas podrían ser el eslabón necesario para completar una oleada incesante. La diversión nuevamente está asegurada en este modo.

Técnicamente, Call of Duty: WWII es simplemente impresionante, y aunque tuvimos oportunidad de reseñarlo en PC, los detalles en Ultra a 1080p resultan simplemente de infarto. Cada uno de los detalles del entorno, así como texturas generales de las armas, uniformes, las partículas y explosiones, así como agua en ríos o sangre en las trincheras son simplemente de alabarse. Por otro lado, el rendimiento en una Alienware R3 (2017) es fluido y en la mayoría de los casos, bien optimizado. Las melodías compuestas por Wilbert Roget II también encajan con los momentos más intensos o apacibles, así como beneficiar transiciones en el menú o esperas en la nueva sala multijugador donde además puedes convivir con aliados, tal cual la torre en Destiny 2.

En conclusión, Call of Duty: WWII es un título de guerra increíble, que además de devolver a la franquicia a sus glorias pasadas – literalmente -, añade un factor nostalgia que agradará a los fanáticos. Los modos multijugador viejos y nuevos conviven excelentemente, ofreciendo una experiencia enviciante y profunda en la que pasarán horas y horas, y los Nazi Zombies han vuelto para quedarse. Lamentablemente, la historia resulta genérica pero no por eso deja de ser un título que debes probar, sí o sí.

More from Victor Sanchez Juarez

Todas las novedades del #AppleEvent

Apple realizó hoy un nuevo evento en el que nos presentó las...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *