Cars 3, De vuelta a las Pistas

Cars 3: De vuelta a las Pistas
En conclusión:
Cars 3 es una película recomendable, que aunque resulta un poco obvia, también tiene momentos que en verdad emocionan y quitan la respiración al grado donde gente ha llegado a aplaudir en ciertas escenas. ¡Corran a verla! Pero no se vayan a estrellar.

¿Hasta cuando uno debe de retirarse y dejar de hacer las cosas? ¿Cómo es que uno se da cuenta que ya nuestro fin se acerca? Cars 3 o por qué las leyendas no siempre pueden durar para siempre.

Hace un par de años, cuando se anunció que saldría la tercera entrega de Cars, las expectativas eran demasiado bajas ya que la segunda entrega había sido en extremo decepcionante y una tercera parte no había sido pedida, pero el anuncio había ocurrido y la era del número 95: el Rayo McQueen, continuaría. Poco a poco nos llegaron los primeros avances de la producción y había algo en ellos que inició un hype, tenía un sentido dramático al inicio. Podíamos ver cómo el héroe de la saga sufría un accidente, volaba por la pista destrozado, el silencio se hacía presente, ¿sería la muerte inminente del Rayo y la manera en que acabaría la franquicia?

Ahora, con el estreno de esta película muchas de las cuestiones fueron despejadas, claro está que por ser parte de Disney/Pixar el producto no sería algo obscuro, ni veríamos la muerte del RAyo McQueen, pero sí tendríamos una historia cargada de drama y algún tipo de mensaje; aunque a decir verdad en los tráilers nos anunciaban que serían los días finales en la pista del número 95 y posiblemente cómo es que su vida cambió después de ese accidente que vimos en el primer adelanto, y sí, ahí va encaminada toda la historia, que de hecho es bastante obvia y uno sabe en qué terminará a los pocos minutos de haber iniciado la película, pero vamos por partes. Primero hay que desviarnos de la historia para enfocarnos en la parte visual donde es desde siempre un gusto ver las obras que nos ofrece Pixar en pantalla; en el caso de Cars conserva mucha de la estética que vimos en la primer entrega -ignoremos a la segunda, a nadie le importó esa película- pero viene con mejoras en todo el entorno, desde los detalles de la tierra, las carreteras, los minúsculos detalles en las llantas y que todo pareciera tan real pero sin desentonar en el mundo creado por carros parlantes, en verdad visualmente es bella, muy colorida por los vehículos pero asombrosamente detallada.

Una de las características más agradables que tiene Disney, y hablo de la casa del ratón porque es a mi parecer de sus insignias más grandes, es el doblaje. Esta película nos tocó verla en español, y siendo sinceros ir al cine y escuchar doblajes me llega a molestar, pero cuando es algo que venga por parte de la ya mencionada compañía cambia mi percepción porque desde siempre han buscado tener a profesionales dando vida a sus personajes e imprimiéndoles naturalidad sin caer en chistes demasiado locales o abusando de regionalismos, se siente orgánico el trabajo de doblaje de esta casa productora, y en Cars pasa lo mismo, o sea, se disfruta mucho la película en español, por lo mismo no le corran en este caso a alguna función en español. Y junto a las voces viene la música, que si bien no hay alguna pieza icónica sí tenemos un buen balance en los momentos de angustia, las carreras y demás escenas, de hecho, en las carreras la música aporta el dramatismo necesario a la escena sin llegar a ser protagonista de ella, sólo nos conduce a donde el director de la película necesita que vayamos.

Bien, ya pasamos por partes y aspectos básicos de la película, así que nos toca hablar de ella como tal, y quizá podría dar algún tipo de spoiler pero nada que no se entienda con los tráiler. La historia es bastante básica, y lo vimos en los adelantos, un héroe que llega a un punto de su carrera tan alto que parece imparable, después ocurre un incidente que le quita su gloria y a partir de ahí debe luchar para retomar el lugar que por tanto tiempo le había correspondido y que le da significado a su vida. En pocas palabras, bajo esa idea, Cars 3 no aporta nada nuevo a las pantallas, pero a la vez abre la puerta a que continúe la saga, ¿pero por qué pasa esto? Al principio de la película vemos cómo una nueva generación de competidores llega a las pistas y cómo esos corredores consagrados, ahora ya vistos como de antaño, pierden poco a poco ante la fuerza y tecnología de una nueva estirpe de vehículos, ahí es cuando entra el dilema de McQueen, quien a pesar de ser ya un veterano y un ganador sin igual es superado por un novato que destroza su orgullo al mostrarle que por más que se esfuerce su edad ya es algo que debe considerar, simplemente no puede ganarle a la juventud.

Bajo esta idea la trama se vuelve totalmente tediosa, ¿cuántas veces no hemos ya tenido una historia semejante en pantalla? Tenemos el ejemplo de Rocky, Cindirella, Remember the Titans, entre muchas otras películas de deportes que nos tocan un tema semejante, y fuera de estas películas de competición está un Toy Story que en cierto grado ocurre algo semejante, o sea, es lo mismo, pero a la vez no. En esta historia no vemos cómo un Rayo logra la fama de nuevo sino que entiende que hay ciclos que debe aprender a aceptar y después cerrar. Algo curioso de la película es que deja de lado a muchos de los personajes de las entregas pasadas, aparecen, pero no son fundamentales en el desarrollo, supieron darles su lugar pero no roban la historia de McQueen, aunque este no se encuentra solo en su carrera por entender quién es ahora y la vía que debe tomar para seguir adelante. Cruz Ramírez, una entrenadora de carros de carreras acompaña a McQueen todo el tiempo, una joven que busca ayudar a regresar a las competencias al ahora veterano.

Una cosa curiosa que está ocurriendo en el cine, y en muchos otro ámbitos, es el darle más protagonismo y relevancia a los papeles femeninos, y en Cars 3 no es la excepción, si bien Cruz Ramírez no viene a dejar del todo de lado a Rayo McQueen si está representando un cambio en el enfoque de la importancia de una mujer en las competencias, y no sólo ella sino que hay otro personaje que también hace un comentario sobre la lucha y discriminación que las mujeres han tenido que lidiar en competencias mayormente acaparadas por hombres, pero no se confundan, no piensen que termina siendo una película que tiene todo el tiempo un discurso de empoderamiento femenino, más bien va por la parte de igualdad y que un género no importa en verdad sino que todos merecen la oportunidad de ser y participar en lo que deseen, que todos debemos aprovechar las oportunidades aunque estas nos causen miedo, y que a su tiempo debemos aprender a decir adiós a las cosas, personas y grandes pasiones para seguir creciendo en nuestra vida, ese es el rumbo que tiene la película, y me gustaría poder decir más, y aunque no considero que sea una película que se pueda llegar a arruinar por los spoiler si es bueno no conocer todo desde el inicio, lo que sí les pido es que busquen, como en todas las películas de Pixar, el camión de Pizza Planeta y las referencias a otras películas, que aquí está repleta de easter eggs.

En pocas palabras, la película es recomendable, un poco obvia, pero tiene momentos que en verdad emocionan y quitan la respiración al grado donde gente ha llegado a aplaudir en ciertas escenas. Recuerden dejarnos sus comentarios sobre qué les pareció la película, y seguirnos en nuestras diversas redes sociales.

Tags from the story
, , ,
More from Victor Sanchez Juarez

La beta cerrada de Dissidia Final Fantasy NT ya tiene fecha de lanzamiento

SQUARE ENIX confirmó hoy que la Beta Cerrada de DISSIDIA FINAL FANTASY NT estará...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *