Deadpool 2, la secuela que triunfó

Deadpool 2, la secuela que triunfó
En conclusión:
Deadpool 2 es una de las mejores películas de súper héroes que hemos tenido el placer de disfrutar en la gran pantalla. A pesar de que su equipo de producción ha decidido tomarse un montón de libertades para hacerla más digerible ante las grandes masas, el producto final es increíble, sorprendente, gracioso y entrañable. La interpretación de Ryan Reynolds ofrecerá nuevamente al espectador un mercenario bocazas sarcástico, desinteresado y también polémico, y en conjunto con todos los demás actores que veremos tienen por resultado un producto que debes ver el 18 de mayo, día en que se estrenará a nivel nacional.

Si bien Deadpool es una de las franquicias que parecían ser más complicadas de adaptar en la gran pantalla, 20th Century Fox decidió tomar el riesgo hace dos años, trayendo a las salas de cine una cinta irreverente, violenta, graciosa e increíble, que aún con presupuesto limitado consiguió rebasar en recaudación a La Pasión de Cristo (en países donde no se profesa la religión). Tras la abrumadora cantidad de ingresos en taquilla, positiva reacción de la crítica especializada y un montón de fanáticos vueltos locos ante el largometraje protagonizado por Ryan Reynolds, hoy ya tenemos con nosotros Deadpool 2.

Gracias a la distribuidora he tenido oportunidad de ver la secuela un par de ocasiones, tanto en español latino como en inglés y aunque este apartado lo dejaré para más tarde, es destacable la cantidad de detalles que uno puede notar al repetir una película como esta. Y es que a pesar de mantener tu atención en la acción que acontece en pantalla, es casi imposible lograr detectar todos y cada uno de los elementos que hacen a Deadpool 2 un producto audiovisual tan encantador, a su manera. Esta obra dirigida por David Leitch – conocido por su trabajo en V de Venganza, John Wick y Atómica – consigue destacar nuevamente al ofrecer al público un espectáculo impresionante en todos los sentidos que trataremos de “descuartizar” en esta reseña.

Primero que nada, Deadpool 2 es una película que continúa de manera casi directa los hechos que vimos durante su primera parte, hace apenas un par de años. Wade Wilson, quien ha tomado seriamente su carrera como anti-héroe, en esta ocasión parece disfrutar su labor limpiando la ciudad, eliminando a los maleantes y rescatando a huérfanos de un árbol. Los primeros minutos nos introducen hacia una realidad visceral y sangrienta que nuevamente nos pone en papel, retratando casi perfectamente la esencia violenta, irónica y despreocupada del mercenario bocazas. Claro que no todos los enemigos son igual de amigables y es uno de ellos quien nos da la pauta hacia una montaña rusa de emociones, y aunque preferimos no mencionar más detalles, creemos que la emotividad e intensidad generada son satisfactorias ante una trama que no necesita más pretextos para desmembrar a quien se pone enfrente.

A pesar de no ser la historia mejor desarrollada ni el guión más convincente, cada una de las escenas en Deadpool 2 están tan perfectamente conectadas y sincronizadas con su entorno, que en ningún momento nos detendremos para tomar un respiro de aire fresco. Este filme tiene tan bien trazada su meta que constantemente alardea de increíbles secuencias rodadas a la perfección para ofrecer a los fanáticos una de las mejores adaptaciones de un cómic al cine. Sí, hay momentos en los que pareciera que estamos viviendo en un deja vú constante pero no esto no es para nada una queja; el director decidió irse por lo seguro tomando en cuenta las características que nos conquistaron, mejorándolas sin ninguna duda. Aunque esto podría molestar a un grupo aislado de personas, otros tantos gozarán el desarrollo y continuidad que 20th Century Fox está ofreciendo a una franquicia relativamente nueva para las grandes masas.

Como era de esperarse, una de los más grandes aciertos que tiene Deadpool 2 es la interminable cantidad de referencias encontradas, tanto de los mismos cómics, como de otras películas del género y hasta ajenas a él, como Entrevista con el Vampiro, Por otro lado, el mercenario bocazas no tiene ningún reparo en mencionar personajes de la casa de las ideas, así como de su competencia, cosa que nos dejó con la boca abierta al denotar de mayor manera las libertades que su casa productora le dio a todo el equipo para conseguir una nueva y más exitosa cinta. A pesar de que muchos de los chistes pasarán desapercibidos, al ser para gente más clavada, no es un detalle totalmente negativo y aunque no hayas tocado una historieta en tu vida lograrás reírte de las payasadas y soltar muchísimos esbozos de sorpresa inesperados.

La actuación de Ryan Reynolds, es nuevamente, de los mejores apartados y tenemos que darle una mención totalmente aparte. Este señor, que por un tiempo intentó integrarse al mundo de los súper héroes de manera accidentada, parece haber encontrado el mejor personaje de su carrera, dando vida a un Deadpool sorprendente que en sus distintas facetas como anti-héroe, esposo, amigo y líder aporta de su carismática personalidad un toque tan orgánico que hace parecer que ha venido interpretándolo durante toda su vida. El actor reiteradamente ha enfatizado su gratitud y buena disposición en interpretar al novato de los X-men y esto se nota en pantalla, verdaderamente, además han mejorado detalles de vocalización y CGI que en su primera parte venían arrastrando para así potenciar el papel que, esperamos, Reynolds porte por un buen rato e inclusive verlo algún día con otros personajes de Marvel.

Los actores de soporte llegan para cerrar el círculo satisfactoriamente y actores de la talla de Josh Brolin, Zazie Beetz, Brianna Hildebrand, Morena Baccarin, Stefan Kapicic y Leslie Uggams llenan con su propia personalidad de un montón de distintas líneas de interpretación, y se integran correctamente con los acontecimientos que veremos. Kudos para Domino, quien a pesar de generar dudas y controversia por su cambio de apariencia en comparación de la que estamos acostumbrados, con la interpretación que ofrece y cinemáticos momentos deslumbrará e increíblemente nos agradará por completo.

Ahora sí, ¿en qué idioma deben verla? Honestamente yo les diría que lo hicieran en inglés sin pensarlo, ya que ciertas bromas y referencias se pierden al verla en español latino. No obstante, el doblaje es impresionante y Pepe Toño Macías da vida al papel de una manera brutal, que inclusive le gustó al propio Ryan Reynolds. De igual manera, las composiciones y canciones incluidas en Deadpool 2 aderezan un platillo que ya de por sí era exquisito.

En conclusión, Deadpool 2 es una de las mejores películas de súper héroes que hemos tenido el placer de disfrutar en la gran pantalla. A pesar de que su equipo de producción ha decidido tomarse un montón de libertades para hacerla más digerible ante las grandes masas, el producto final es increíble, sorprendente, gracioso y entrañable. La interpretación de Ryan Reynolds ofrecerá nuevamente al espectador un mercenario bocazas sarcástico, desinteresado y también polémico, y en conjunto con todos los demás actores que veremos tienen por resultado un producto que debes ver el 18 de mayo, día en que se estrenará a nivel nacional.

More from Victor Sanchez Juarez

‘Winter Wonderland’ es el evento navideño de Overwatch

Hace unos días Blizzard dio a conocer que Overwatch contaría con un...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *