Dragon Ball FighterZ, el juego que siempre deseamos

Dragon Ball FighterZ, el juego que siempre deseamos
En conclusión:
Dragon Ball FighterZ es uno de los mejores juegos de peleas de los últimos años. Arc System Works hizo un gran trabajo empleando técnicas ya conocidas de viejas producciones de su mano, combinándolas perfectamente con el universo de Dragon Ball. A pesar de que éste no es para nada perfecto, sí que destaca por su trabajada jugabilidad y efrentamientos contra otros, que prácticamente nos hacen olvidarnos de lo repetitivo que llega a ser el modo de historia. Un título que debes tener este 2018, sí o sí.
88

Desde que lo vimos por primera vez en acción, Dragon Ball FighterZ se convirtió en uno de los juegos más esperados para inicios del 2018, mostrando avance tras avance nuevas características que lo hacían lucir como el videojuego que siempre habíamos soñado; una aventura con Gokú y compañía, llena de acción, peleas y gráficos 2D casi iguales a los que todos recordamos del anime que a tantos nos acompañó durante nuestra infancia. ¿Habrá cumplido con las expectativas? Te lo contamos en nuestra reseña.

Dragon Ball FighterZ para quienes han vivido debajo de una piedra – o en coma – los últimos meses, es un juego de peleas en 2.5D que basa sus esfuerzos en traer a nuestras consolas y PC un título digno una de las franquicias más conocidas en el mundo del manga y el anime, con un Gokú como protagonista, replicando algunas de las escenas más representativas de sus fuentes. Iniciando con la saga de los súper saiyan, este título nos trae de vuelta a enemigos populares de la franquicia entre los que vemos a Freezer, Cell, Majin Boo, Bills y un par más que fueron creados exclusivamente para la aventura, de la mano de Akira Toriyama quien parece haber influido lo suficiente para que se notara.

Al ser un juego del género de peleas, Dragon Ball FighterZ enfoca sus esfuerzos en ofrecer al jugador una jugabilidad casi impecable aún con un mando común y corriente; tenemos un botón dedicado a golpes rápidos, uno para lanzar tu ki como lo veíamos en el anime, con otro puedes realizar ataques “fuertes” y con el restante nos “acercamos” al rival después de lanzarlo por los aires. Sí, suena sencillo y vaya que lo eso. Este título es posiblemente uno de los más amigables que hemos visto dentro de su categoría y eso pudimos comprobarlo al ver jugar a nuestros amigos en directo. Todos pueden divertirse sin tener el dominio completo del esquema que Bandai Namco ha elegido; claro que poder dominarlo y convertirnos en maestros es el verdadero objetivo.

La historia en Dragon Ball FighterZ es también muy interesante y aunque constantemente se torna repetitiva, al obligarnos a enfrentar a los mismos rivales una y otra vez, también añade ciertas variantes a los momentos nostálgicos que ya todos conocemos desde hace algunos ayeres. La nueva historia de Androide 21, quien funge como contrincante principal es lo suficientemente enganchante para provocarnos querer seguir jugando hasta el final, aunque deberemos realizar ciertas pausas estratégicas con el fin de no aburrirnos por completo. Al igual que otros títulos de la franquicia, como Dragon Ball Xenoverse, el no tener completa libertad ni una trama no conocida podría no llegar a agradar del todo, sin embargo les recomendamos probar este modo y usarlo como “entrenamiento”.

Por otro lado, y del lado más sorprendente, Dragon Ball FighterZ posee un modo multijugador, tanto en línea como local y adentrarnos en él se convertirá en nuestro vicio durante los meses que vienen.Y es que la facilidad que el juego ofrece, por medio de su interfaz con avatares, al estilo de VR Chat, nos relaciona rápida y eficazmente con todas las variantes conocidas, llevándonos casi de la mano a través de enfrentamientos contra otros, aunque hubiésemos deseado un tanto más de trabajo en los matchmaking, ya que en ocasiones ni nos van a dejar acercarnos a ellos dado que su experiencia es mayor a la nuestra. Para los más solitarios, contamos con el popular modo “Arcade”, y sí, vencer a tripletas conducidas por la IA es el único objetivo.

Uno de los aspectos más criticados por los fanáticos es, sin duda, la ausencia de voces latinoamericanas en Dragon Ball FighterZ, sin embargo parece que Bandai Namco y los actores originales en este idioma no pudieron llegar a un acuerdo monetario y a final de cuentas prefirieron lanzarlo únicamente con el reparto japonés y el americano. Claro que esto no es completamente negativo y para aquellos que cada fin de semana gozan de Dragon Ball Super les resutará satisfactorio el poder reconocer a los actores que en este momento se encuentran batallando contra los más grandes rivales del universo en el torneo de poder.

Las composiciones musicales son también originales y en su mayoría no logran asemejarse a las ya conocidas melodías de la franquicia, sin embargo se espera que en futuros contenidos descargables seamos capaces de poder disfrutar de ellas. No nos quejamos completamente de la banda sonora, pero sí que hubiéramos deseado que las canciones seleccionadas fueran un tanto menos genéricas ya que, en su mayoría, se trata de guitarrazos sin sentido que únicamente añaden más “desmadre” a la ya de por sí vertiginosa vórtex de gritos  a la que nos enfrentamos en cada duelo.

En conclusión, Dragon Ball FighterZ es uno de los mejores juegos de peleas de los últimos años. Arc System Works hizo un gran trabajo empleando técnicas ya conocidas de viejas producciones de su mano, combinándolas perfectamente con el universo de Dragon Ball. A pesar de que éste no es para nada perfecto, sí que destaca por su trabajada jugabilidad y efrentamientos contra otros, que prácticamente nos hacen olvidarnos de lo repetitivo que llega a ser el modo de historia. Un título que debes tener este 2018, sí o sí.

More from Victor Sanchez Juarez

Kingdom Hearts Union χ[Cross] ya está disponible en Latinoamérica

Hoy, SQUARE ENIX anunció que KINGDOM HEARTS Union χ[Cross], el juego móvil F2P se...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *