KIDS a 20 años de quitarle la virginidad al cine.

 

Kids (EUA 1995)

Dir. Larry Clark.

 

Me tocó ser un niño de los 90´s y me gustó. Lo que desde mi infantil perspectiva parecía relevante o emocionante, con el paso del tiempo se ha ido deslavando hasta dejar solo los detalles más amargos de la que terminó siendo la última década análoga de la humanidad.

Así por ejemplo, queda en mi mente como referente generacional la muerte de Colosio y no la de Kurt Cobain, la huelga en la UNAM y no el estreno de Futurama, unas por otras, una década difícil, el final de una era, ese momento en la vida de una sociedad que no terminaba de conformarse, la etapa mutante, la adolescencia social.

La digitalización de los contenidos hace que lejos queden los recuerdos del dispensario de películas prohibidas que había en todos los hogares, VHS sin portadas, ocultos al fondo del closet rotulados con plumón. Cleopatra, Garganta profunda, El día de los albañiles, la mayoría videohomes estelarizados por Alfonso Zayas y sus misóginos compadres. A ese rincón oscuro fue a parar el debut fílmico de Larry Clark; Kids.

Hablamos de una experiencia adolescente con clasificación C entregada a una generación de adultos con doble moral que no supieron qué carajos hacer con ella, ver una película de skaters marihuanos no fue del agrado de los viejos y lo único que se les ocurrió fue esconderla de los jóvenes del mismo modo que se esconde de los padres la sábana ensangrentada. Paradojas del conservadurismo activo, ocultar lo incomodo, el cuento de siempre.

Para su debut como director Larry Clark optó por trabajar con no actores así como con histriones principiantes con poca formación y nula experiencia, el protagonista Leo Fitzpatrick sin ir más lejos, fue seleccionado por Clark para el papel de Telly luego de verlo patinar y fallar sus trucos, cuando éste se enojaba, lanzaba su tabla por el parque y gritaba insultos, la molesta voz del joven le gustó tanto al director que le propuso ser el protagonista de su película. Como resultado Fitzpatrick nos regaló uno de los personajes más odiosos del cine, Telly el patán de Kids.

kids2

Para ser incomprendido se requiere ser elaborado. En su momento, la crítica destrozó la película acusándola de carencias estéticas, una fotografía cruda, rasposa pero no por eso desprolija, naturalidad y desenfado, sencillez y estilo, todo lo que Clark quería mostrar fue mostrado. El cine desvirgado.

¿De qué se trata? Prefiero no adelantar nada para quienes se aventuren al encuentro, los que la hayan visto reconocerán la profunda sencillez de una trama cargada de sexo, drogas y adolescencia urbana, el escenario es Nueva York y el villano es la ignorancia. Como toda primera vez, la experiencia es breve y desconcertante, tan breve y desconcertante que querrán volver a encontrarse con el cine de Clark.

 

Written By
More from Lino Ceballos

Cometer suicidio; Nightcrawler y el espectáculo de la nota roja.

  Nightcrawler (EUA 2014). Un niño sentado en la alameda alcanza a...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *