La Liga de la Justicia: Un equipo a la altura de Darkseid

En conclusión:
La Liga de la Justicia ha logrado sorprender, entretener y divertir a un público dudoso tras Man of Steel y Batman v Superman. La película dirigida por Zack Snyder (Y Joss Whedon) cumple con las expectativas al traer a la gran pantalla un largometraje digno de Darkseid, que contiene mucha acción, humor y personajes memorables que no podemos esperar para volver a encontrar. Un blockbuster que definitivamente debes ver y al que sólo podemos recriminarle que no dura un poco más. Ah, y no olviden esperarse hasta el final de los créditos. 

DC Comics y Warner Bros. Pictures han venido construyendo desde hace algunos años su DC Extended Universe, con el fin de poner un alto y demostrar a la casa de las ideas que ellos también tienen armas para entretener y agradar a las grandes masas por medio de historias conjuntas, y con la utilización de sus más grandes figuras sacadas directamente de las viñetas de acción que todos hemos amado. A pesar de haber contado con dos intentos no tan satisfactorios, las dos productoras encontraron en Wonder Woman la fórmula ganadora para conquistar el corazón de la crítica y el público, ¿podrá La Liga de la Justicia superar el logro de esta cinta dirigida por Patty Jenkins? Entérate en nuestra review.

Tras haber visto Man of Steel y Batman v Superman, DC Comics no había tenido nada sencillo el camino trazado a través de los años, ofreciendo a los cinéfilos y fanáticos de las historietas un par de largometrajes deficientes en un montón de aspectos, que al final afectaban la opinión y consenso general en medio de los sondeos relizados tomando en cuenta sus historias y desarrollo de un universo poco creíble e inconsistente. La repentina inclusión de personajes importantes, como Doomsday y su tajante manera de concluir momentos épicos fueron fuertemente criticados, obteniendo así resultados un tanto lamentables en taquilla que pusieron en duda la continuidad de proyectos prometedores como la presente Liga de la Justicia. Luego de ello, Wonder Woman vino a demostrar que esta línea creada por Zack Snyder finalmente tenía una razón de ser y aunque las expectativas para esta ocasión no eran tan altas, el trabajo detrás de la primera reunión de súper héroes de la compañía fue más fructífera de lo que pudimos haber imaginado.

Así pues, la historia de La Liga de la Justicia funciona como secuela directa a los hechos de Batman v Superman, con un mundo sumido en la nostalgia tras la pérdida del hijo de Krypton, y un caballero de la noche en busca de la verdad tras algunos acontecimientos extraños que vinculan desapariciones y ataques en la tierra. Con la ayuda de Diana Prince, o La Mujer Maravilla, Bruce Wayne debe atar los cabos sueltos y encontrar al responsable del atroz atentado contra Ciudad Gótica y el resto del mundo. Luego de algunas escenas introductorias hacia los héroes que todos amamos, el largometraje comienza a enlazarlos denotando sus motivaciones y problemas que les llevarán a formar parte del mismo equipo. Aunque el argumento es sencillo, la gran combinación de momentos en batallas, así como la interacción entre cada uno de los personajes y sus momentos estelares propios son suficientes para dejar de lado la corta duración de esta. El entendimiento general que Zack Snyder tiene, así como el cariño que ha venido imprimiendo en cada una de las cintas encabezadas por su persona, hacen que este equipo funcione de manera sorprendente.

De igual manera, la personalidad que los actores elegidos para los principales roles de La Liga de la Justicia son de alabar, y es que todos y cada uno de ellos cumplen con una función específica en la que será difícil elegir un favorito. Batman, nuevamente de la mano de Ben Affleck, viene a demostrar mejores características del caballero de la noche, ofreciendo al espectador un carácter frío pero lleno del liderazgo y sensatez necesarios para encabezar al equipo en su primera reunión. Gal Gadot no deja de lucirse en su papel de Mujer Maravilla y para esta ocasión podremos verla en una de sus mejores facetas al recordar por qué es una “creyente” del amor. Las nuevas adiciones al reparto brillan también por sí solas, y Ezra Miller como Flash tendrá algunos de los momentos más divertidos e incrédulos de la cinta, provocando una conexión fraterna con él; Jason Momoa borra de nuestras cabezas la imagen boba que teníamos del rey de los mares para convertirlo en una celebridad completa que disfruta de su soledad y poderío, mientras que Ray Fisher y su Cyborg nos sorprenden a cada momento al dotarle de la inteligencia, sobriedad y sofisticación necesarias. Puntos extra para Steppenwolf, quien a pesar de no contar con el peso que posiblemente pudo tener otro villano de DC Comics, sí resulta imponente y desafiante en la mayoría de sus apariciones

Para La Liga de la Justicia los guionistas encargados por fin nos hacen sentir en un conflicto que ha venido consolidándose en los últimos 20 años, por medio de diálogos, vistazos al pasado y relatos contados entre nuestros súper héroes, convenciendo de que ellos han estado entre nosotros, escondidos por distintos motivos – o mejor dicho – esperando una razón verdadera para gritarle al mundo que pueden contar con su cobijo y protección de ahora en adelante. Las implicaciones de hechos y decisiones pasadas empiezan a tener sentido y ciertas charlas resultan más crudas al haber visto las películas pasadas, e inclusive al estar en su sala de cine favorita agradecerán el haber sido partícipes de la formación de este universo que va tomando forma positivamente.

Las locaciones elegidas para esta película resultan fundamentales al retratar de manera casi perfecta lugares como Ciudad Gótica – que llegó a remontarnos a los juegos de Rocksteady en varias ocasiones -, la Atlantida, Temiscira, Metrópolis, y hasta la Rusia moderna; cada una de ellas con sus propios rasgos significativos que las diferencían y nos hacen sentir en un conflicto global bastante logrado. Cada que el largometraje decide cambiar de rumbo, el director Zack Snyder y su equipo de producción presumen de un dominio completo de los temas que expresan y constantemente provocarán satisfacciones enormes por medio de cortas secuencias en las que deberán estar atentos, ya que las referencias y cameos están a la orden del día.

La música a cargo de Danny Elfman se distingue nuevamente por su atinada frescura y cambiante ritmo de acuerdo al momento que estaremos observando, conjuntando así una coreografía audiovisual placentera y añadiendo un trabajo exitoso más en su ya imponente carrera. Las melodías del compositor difieren también de la acostumbrada labor de, por ejemplo, Hans Zimmer al buscar innovar en cada momento y sorprender al espectador con notas inesperadas refutando sus palabras ofrecidas hace poco, en su visita a nuestro país, y en las que mencionaba su capacidad para imaginar nuevas canciones basado en los guiones que a él se le presentan y deleitando al espectador por su buen entendimiento de la presente obra que se le pone enfrente.

En conclusión, La Liga de la Justicia ha logrado sorprender, entretener y divertir a un público dudoso tras Man of Steel y Batman v Superman. La película dirigida por Zack Snyder (Y Joss Whedon) cumple con las expectativas al traer a la gran pantalla un largometraje digno de Darkseid, que contiene mucha acción, humor y personajes memorables que no podemos esperar para volver a encontrar. Un blockbuster que definitivamente debes ver y al que sólo podemos recriminarle que no dura un poco más. Ah, y no olviden esperarse hasta el final de los créditos.

More from Victor Sanchez Juarez

Age of Empires IV ha sido anunciado

Sin ningún tipo de aviso previo el día de hoy fue anunciado...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *