La Momia, el surgimiento de un oscuro universo

La Momia: El surgimiento de un oscuro universo
En conclusión:
La Momia es un reboot bastante entretenido, que a pesar de sus carencias y clichés en los que constantemente cae, ofrece una experiencia audiovisual disfrutable para los antiguos fanáticos de la saga y también para las personas que se acercan a la franquicia por primera vez.

Corría el año de 1999 cuando Stephen Sommers dirigía “La Momia”, una interesante -aunque nada buena- película , que de la mano de Universal Pictures, nos contaba las aventuras de un caza tesoros que combinaba satisfactoriamente elementos de terror y acción, para un público que recordaba muy levemente la primera de estas cintas (lanzada en 1939). Hoy, a casi 20 años de ello, la casa productora ha decidido re-lanzar la franquicia con un nuevo reparto que tiene como fin iniciar un nuevo universo de “dioses y monstruos”. ¿Lo habrán conseguido? Averígualo en nuestro análisis.

De la mano de Alex Kurtzman y -nuevamente- Universal Pictures, tenemos la cinta que porta fielmente el título de La Momia, con un Tom Cruise en uno de esos momentos en los cuales no sabemos si su carrera es todavía exitosa o si, por el contrario, se encuentra en decadencia. Este largometraje que combina los géneros de terror, acción y aventura, porta también similitudes con sus antecesores que claramente nos estarán recordando su pasado (bueno o malo) para envolvernos en una historia totalmente, y revelándonos un desconocido eslabón de la mitología egipcia. Tal como en sus entregas pasadas, Kurtzman nos embarca en una historia llena de misterios, momentos épicos y un montón de referencias a grandes íconos de la industria como el mismo kraken y los vampiros de transilvania. La visión del joven director nos proyecta a un nuevo mundo con grandes incógnitas y añadiduras particulares, en las que se nota el conocimiento que este señor tiene de los temas que toca durante las casi 2 horas en las que estamos en las salas de cine con ésta.

La historia de La Momia nos lleva a través de una leyenda acerca de los faraones y su cultura, que tanto venera a la muerte de su surgimiento hace ya miles de años. Ahmanet, nueva antagonista de los acontecimientos, víctima de un engaño que la pondría al frente de trono, ve sus esfuerzos y entrenamiento tirados a la basura al recibir su padre la noticia de que próximamente engendraría a un varón que heredará las riquezas y veneración que le aguardaban al personaje, interpretado de buena manera por la hermosa Sofia Boutella (Kingsman: The Secret Service, Star-Trek: Beyond). Tras un interesante retroceso en el tiempo, toca el turno de conocer a Nick Morton, protagonista y principal personaje de la película, quien encarnado de Tom Cruise ofrece una nueva propuesta al “choteado” caza – fortunas, para presentarnos a un curioso ladrón quien además funge de elemento de reconocimiento en el ejército, y que en ocasiones nos recuerda al intrépido Nathan Drake -de la franquicia de Uncharted -. Luego de ello, este reboot retoma la vieja fórmula involucrando maldiciones y momentos cliché para llevarnos de la mano hasta el final de una trama, que ciertamente, nos deja satisfechos.

A pesar de que cada una de las escenas que presenciamos parecieran ser un simple pastiche de clichés de otras grandes producciones de Hollywood, La Momia alcanza constantemente nuevos cliffhangers para mantener al espectador con el suficiente interés para seguir atento a lo que viene. Sí que se sentirán en un deja-vú casi todo el tiempo, pero también es cierto que la nueva emperatriz dota de frescura al refrito que terminó más que quemado con La Momia: La Tumba del Emperador Dragón. Si algo hay que destacar de la producción, es la interesante manera que Universal Pictures tuvo para (y citamos al Dr. Jekyll) introducirnos hacia este “universo de dioses y monstruos”. Por otro lado, la falta de nuevas propuestas y reciclado de situaciones a la ‘Misión Imposible’ podría desesperar a quienes están cansados de lo mismo, una y otra vez, pero también resultará atractivo a quienes no conozcan la franquicia o inclusive el mismo trabajo de Cruise durante toda su carrera.

La foto no pertenece a la cinta, pero queríamos que se deleitaran con Sofia Boutella.

Las actuaciones, a pesar de ser bastante “flojitas” también encajan perfectamente con las necesidades de este largometraje, que busca simplemente atraer a ese sector sediento de películas por ver en el verano y su gran trabajo post-producción es prueba fehaciente de ello. Sus protagonistas: Tom Cruise, Sofia Boutella, Annabelle Wallis y Russell Crowe manifiestan momentos de tensión visible para el espectador, además de formar lazos de fraternidad que resultarán fundamentales en el futuro y desarrollo del llamado “Dark Universe”. La confirmación de aparición de estos en otras cintas del ya mencionado, adereza un par de escenas con el suficiente dramatismo y amor para hacernos sentir “en familia” y tener la confianza de que estos nuevos “Vengadores” sabrán cómo obtener la empatía suficiente con el público, que atónito ante lo que está viendo, también disfrutará de esos pequeños lapsos de calma que, ciertamente hubiéramos reducido al menos 10 minutos.

En cuestión de fotografía y post-producción, La Momia es bastante dispar al ofrecer encantadores tomas en las que apreciaremos algunos de los lugares emblemáticos más importantes de países y culturas, como Inglaterra, Egipto, Israel y hasta la vieja Mesopotamia. Grandes esculturas, entre las que destacan enormes sepulcros y estructuras antiguas, donde se hace alarde de inscripciones que le otorgan a la cinta toques “clásicos” y legendarios son de agradecer, y dignas de mencionar al equipo detrás de esto, así como la caracterización de Ahmanet y su nuevo ejército de no-muertos. Por otro lado, algunas de las explosiones y características tormentas de arena no se explotan como deberían y a pesar de funcionar, no terminan de convencer al sentirse “ajenas” al momento y elaboradas para complacer a los viejos fanáticos. De igual manera hubiésemos deseado un tanto menos de trabajo en el señor Tom Cruise, ya que en ocasiones los retoques que hacen en su rostro y cuerpo, contrastan con tomas en las que luce más viejo y cansado; eso sí, no son detalles que afecten a la experiencia.

La música tristemente no consigue motivarnos en lo absoluto y algunos efectos adicionales también resultan poco creíbles, aún estando en la mejor de las salas de su complejo favorito. Las coreografías de batalla y acción, por otro lado, son solo un tanto convincentes y en varias ocasiones desearán que estas terminen lo antes posible, ya que están de sobra la mayoría del tiempo y únicamente añaden minutos a la cinta que pudo recortar estas casuisticas para dar paso a un producto mucho más uniforme. Claro que no todo está perdido en este apartado, y seguro que muchos de ustedes gozarán el poder ver a nuestro hombre de acción en cuadro ante un par de soldados zombi al mando de la nueva mandamás.

En conclusión, La Momia es un reboot bastante entretenido, que a pesar de sus carencias y clichés en los que constantemente cae, ofrece una experiencia audiovisual disfrutable para los antiguos fanáticos de la saga y también para las personas que se acercan a la franquicia por primera vez. La historia que vemos en pantalla es también interesante y con las suficientes incógnitas para dejarnos con ganas de conocer a profundidad el “Dark Universe” en que Universal Pictures se encontrará trabajando en los años por venir. Eso sí, su falta de originalidad y actuaciones tan justas podrían decepcionar a un sector sediento de frescura, ante una temporada de verano entrante.

More from Victor Sanchez Juarez

Sombra ya disponible en nueva actualización para Overwatch

Sombra, la hacker mexicana que recientemente fuera anunciada por Blizzard para su...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *