Los que no saben volar, la película mexicana que promete mover tus fibras

Hace unos días tuvimos la oportunidad de ver Los que no saben volar una película mexicana que trata temas sensibles, como el suicidio y la depresión, que se estrenará en salas de nuestro país a finales del año. La multipremiada cinta ha estado ya en algunos festivales en los cuales se ha llevado a casa interesantes premios como los siguientes:

  • Premio Incubadora – Festival Internacional de Cine de Guanajuato GIFF 2015/ Taller de Cine Mantarraya.
  • Selección Oficial – San Luis Film Festival 2016 San Luis, Arizona, Estados Unidos. Noviembre 17.
  • Película Invitada – Festival Internacional de Cine de León 2016, Guanajuato, Noviembre 6.
  • Semi Finalista – Los Angeles Cine Fest 2016.

La película aborda la historia de Emiliano, un joven de 28 años que, de manera persistente, busca poner fin a su vida y de Bertha, una enfermera solitaria y melancólica que ayuda a bien morir a sus pacientes en estado terminal. El encuentro entre estas dos personas cambiará sus vidas (y sus muertes) para siempre.

Actúa Alberto Trujillo, protagonista de la película Halley (dirigida por Sebastián Hofmann, Mx, 2012), estrenada en el Festival Internacional de Cine de Sundance y en el Festival de Cine de Rotterdam.

La película es producida con el apoyo del Instituto Mexicano de la Juventud IMJUVE, la Universidad Autónoma Metropolitana UAM, la Universidad Tecnológica de México UNITEC y la Embajada de Francia, a través del proyecto cultural La Casa de Méliès.

De acuerdo a su director, Hill Díaz, “Los Que no Saben Volar habla sobre la libertad. O, quizás debería decir, sobre la libertad que en apariencia tenemos. Porque desde pequeños se nos educa para creer que somos libres de decidir sobre nuestra vida y crecemos con esta idea: somos libres de escoger la carrera que queremos estudiar, de escoger a nuestro compañero de vida, de decidir si queremos tener hijos y también de dejar aquel trabajo que ya no nos imponga retos. Pero, ¿qué pasa cuando queremos decidir sobre nuestra muerte, cuando sentimos que ya es hora de irnos y que no tenemos ninguna razón verdadera para seguir aquí? Se nos señala, se nos juzga, se nos tacha de débiles, de enfermos, de locos. Y entonces vemos que en realidad, somos libres de decidir ciertas cosas, pero ciertas otras no.

Los que no saben volar no es un documental que intenta abordar las causas, los índices y las consecuencias del suicidio en México. No es tampoco una cinta melosa y cursi, acerca de personajes con problemas que desean suicidarse y que, mágicamente al final, descubren que la vida es maravillosa. Se trata de un drama familiar en el que un personaje lucha encarnizadamente por morir; por ser libre del peso agobiante de la vida, y que en el camino se encuentra con personas que lo ayudan a morir, entre ellos, su padre. Ayudar a un hijo, a un amigo o a un amor a irse cuando quiere irse es –dentro de ésta pieza de ficción- la forma más absolutamente desinteresada de demostrar el amor.

Se trata de una película que busca romper con los prejuicios con los que hemos crecido como sociedad, en la que vemos el suicidio como un tabú y al suicida como a un loco. Para ello el guión parte de varios textos filosóficos escritos por autores de varias épocas y nacionalidades, para quienes el suicidio es el máximo y mayor acto de libertad del que dispone el hombre: elegir cómo y cuándo morir.

Es innegable que el suicidio representa un problema de salud nacional. En México se trata de la segunda causa de muerte entre jóvenes de 16 a 26 años de edad, de acuerdo con cifras de la Asociación Internacional para la Prevención del Suicidio (IASP, por sus siglas en inglés).

Es un tema importante del que se debe hablar y del que pocos quieren hacerlo. Entonces, ¿por qué hacer una película sobre suicidio?”.

 

More from Victor Sanchez Juarez

Mi Villano Favorito 3, Cómo reivindicar una franquicia

Mi Villano Favorito 3: Cómo reivindicar una franquiciaEn conclusión:Mi Villano Favorito 3...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *