Sign in / Join

Recuerdos y nostalgia, resucitados por un Saiyajin.

Todas las generaciones son marcadas por ciertas tendencias que, al hablar de ellas, inmediatamente nos podemos situar en ese espacio temporal para tener una perspectiva del momento del que se está hablando, sepamos mucho o poco sobre la época en cuestión. Estas tendencias pueden ser variadas, las cuales pueden ser personales, históricas, musicales, y hasta audiovisuales.

Y es que para muchos de nosotros, cierto personaje de anime y manga, que lleva vestiduras naranjas y azules y que todos reconocemos por ese «peinado» tan singular que lleva, marcó una parte de nuestra existencia que, hasta ahora, la gran mayoría recordamos con mucha emoción y cariño.

A pesar de que hace ya casi 17 años de que esta gran historia «vio su fin» con la fallida saga GT (en lo personal, lo único bueno de esa saga fue la transformación del SSJ4 XD), el fenómeno Dragon Ball se ha mantenido popular, si no es que más, a la par de los animes actuales y ha comenzado a formar parte de la vida de un gran número de personas, pues ha sabido mantenerse en el gusto de la gente y ha ido ganando más fans de las generaciones más jóvenes.

El año pasado, Akira Toriyama regresó a tomar las riendas de su obra maestra para ofrecernos una nueva película que se tituló Dragon Ball Z: La batalla de los Dioses (Doragon Boru Z: Kami to Kami), la cual superó, y por mucho, las expectativas que se tenían con esta entrega, tanto en Japón como en el resto del mundo.

Pero no todo fue tan hermoso como pareciera, pues una parte de los fans esperaban ver más acción, más golpes… más sangre (tampoco al extremo del periódico «El Gráfico»); y al notar la falta de estos elementos, se mostraron decepcionados luego de salir de las salas de cine. Sin embargo, a pesar de que la esencia de este anime es precisamente los combates, la forma en la que Gokú y compañía regresan a alegrarnos la vida fue más que excelente, ya que a muchos niños y no tan niños nos mantuvo por muchos momentos con risas y más risas.

Aceptémoslo, ¿quién hubiera imaginado a Vegeta bailando tan ridículamente y dejando muy de lado su orgullo Saiyajin para que Bills no destruyera la Tierra, o a Piccolo en esa imagen en la que aparece participando en el karaoke?

Cuando Gokú trabajaba promocionando tintes de cabello.

Cuando Gokú trabajaba promocionando tintes de cabello.

Ahora sabemos por palabras de Akira que GT no es «oficial» dentro de la historia de DB, de hecho ya algunos fans lo consideran como una historia alterna a la real, así como la más reciente cinta si es considerada parte del timeline del anime, y esto es obvio: ¿Cómo iba a permitir el señor Toriyama que se destruyera su más grande creación? Además de que esta serie se merece un final más digno y memorable que el que se nos mostró en esta saga. O que, ¿a alguien de los que leen esto le agradó ver a Vegeta con bigote?

Hace no más de un mes nos enteramos que una nueva película de esta serie animada se maquiló durante este año y que verá la luz en Japón en abril de 2015, noticia que a los seguidores de Kakaroto nos llenó una vez más de gran alegría, pues podremos disfrutar de nueva cuenta a nuestro héroe favorito en la pantalla grande.

Dragon Ball Z: La resurección de F (Doragon Boru Z: Fukkatsu no F) es el título que llevará esta nueva película, la cual tendrá como villano principal al mejor dentro de la historia de DB (o al menos uno de los preferidos): Freezer y los fans aferrados a los «catorrazos» estarán ansiosos de disfrutar su participación.

Como si supiera que lo necesitamos, Gokú regresa a nuestras vidas con más Ki, pero conservando su mismo carisma y aspecto con el que lo recordamos, para volvernos a llevar por el túnel de los recuerdos y llenarnos de nostalgia, llegando tal vez a hacernos derramar algunas lágrimas de emoción. Y con el éxito de la cinta del año pasado, puede que hasta podamos disfrutar esta nueva entrega en nuestras tierras en menos tiempo y con el doblaje más épico de todos: el mexicano, el original.
Y en medio de tanta acción, quien quita y vemos a Freezer bailando la Macarena, el «Chacarrón» o hasta el Gangnam Style. ¿Apoco no sería divertido?

¡BINGO!

¡BINGO!

 

Por último, y a modo de recomendación, si desean ver la serie completa, OVA’s, películas y especiales de TV de Dragon Ball, visiten www.dblatino.com y disfruten esta serie en excelente audio y calidad.

Si, nosotros también somos pobres y no podemos comprar todo el material original.

Leave a reply