The Disaster Artist: Obra Maestra, una película distinta

The Disaster Artist: Obra Maestra, una película distinta
En conclusión:
The Disaster Artist: Obra Maestra logra ofrecernos una película divertida, entrañable y compleja, que irónicamente, no es nada mala ni "de culto", como sí lo es The Room. Todas sus actuaciones, interpretaciones, locaciones y momentos nos transportan hacia interacciones satisfactorias con las cuales comprendemos perfectamente por qué James Franco ganó el globo de oro por mejor actor. Una cinta que, si bien, no es para todos, sí que podrá ser disfrutada por todo aquel que decida ir a verla a su cine favorito.

James Franco y su hermano, Dave Franco, protagonizan una de las películas más interesantes para este inicio de año; nominada a un montón de categorías para los Oscars, y contando en su haber con un globo de oro por mejor actor, la cinta que “critica” a uno de los peores largometrajes de la historia podría ser bastante interesante como para llamar la atención de quien decida entrar y verla en su sala de cine favorita. ¿Qué nos pareció a nosotros? Entérate en nuestra review.

Corría el año 2013 cuando Tommy Wiseau, un excéntrico aspirante a actor que simplemente no encajaba en ningún lado decidió escribir su propia película, además de protagonizarla. Con un desfalco de más de 6 millones de dólares, esta producción resultó ser un fiasco mediático y con el público general, que por muchos años ha sido considerada la peor película de la historia. ¿Cuál es su nombre? Seguro  ya lo conocen; The Room.

The Room en su momento recuperó casi 4 millones de dólares, sin embargo los costes de producción, combinados con la publicidad y otros gastos de este ámbito, lograron colocarla entre los fracasos más grandes de la industria en los Estados Unidos, y a pesar de que el propio Wiseau se expresó feliz con los resultados obtenidos, la recopilación de críticas y opiniones que sitúan a la cinta en una posición bastante desfavorable fueron bastante evidentes. Tras más de 15 años, el proyecto ha venido transformando su rostro y hasta algunos la ven como “de culto”, razón por la cual nació The Disaster Artist: Obra Maestra.

The Disaster Artist: Obra Maestra, toma cada una de las razones e inspiraciones que llevaron a Tommy Wiseau a crear The Room, contado todo a manera de biopic y con el estilo particular que James Franco, quien protagoniza la obra, le imprime el toque que particular que sólo él pudo haber hecho. Claro que un filme más a manera de documental hubiera quedado perfecto ante un proyecto de este estilo, sin embargo creemos que el poder conocer más a fondo el carácter, aspiraciones, ideales y ambiciones de alguien como el ya mencionado Wiseau son por demás interesantes y vaya que nos han encantado.

Por otro lado, los tiempos de ejecución están muy bien equilibrados y aunque la cinta regularmente recae en momentos que pudieran parecer “sosos”, recupera la marcha con tomas llenas de secuencias entretenidas y con chistes ocasionales que salvan al proyecto de hundirse en lo más recóndito y lo elevan en los laureles del éxito, razón por la cual la academia lo ha tomado muy en cuenta para la próxima entrega de sus premios, que se celebrará el próximo 3 de marzo y de la que, por supuesto, les estaremos contando todos los detalles.

La fotografía, como era de esperarse, tiene un toque “clásico” y melancólico, a pesar de que no es una época tan remota ni distante a la actual, el trabajo de todos los involucrados en este ámbito es más que destacado, y por medio de tonalidades marrones, azules y grises consiguen tomas espectaculares y cercanas que nos han dejado encantados. Constantemente disfrutaremos de expresiones, sonrisas, tormentos y fragmentos que agradan al portar cierta familiaridad que nos llevan a encariñarnos con el protagonista y los demás personajes que le acompañan.

De igual manera, las actuaciones que vemos en pantalla son posiblemente lo más interesante de este largometraje, y es que a pesar de que James Franco hizo un trabajo más que notable al darle vida a Tommy Wiseau, su hermano Dave Franco, así como Seth Rogen, Allison Brie y Josh Hutcherson cumplen con las funciones encomendadas para que sus interpretaciones sean redondas. Claro que no brillan tanto como el del papel principal, pero sí que le acompañan efectivamente y cada uno tendrá su momento para lucirse.

En conclusión,  The Disaster Artist: Obra Maestra logra ofrecernos una película divertida, entrañable y compleja, que irónicamente, no es nada mala ni “de culto”, como sí lo es The Room. Todas sus actuaciones, interpretaciones, locaciones y momentos nos transportan hacia interacciones satisfactorias con las cuales comprendemos perfectamente por qué James Franco ganó el globo de oro por mejor actor. Una cinta que, si bien, no es para todos, sí que podrá ser disfrutada por todo aquel que decida ir a verla a su cine favorito.

More from Victor Sanchez Juarez

Xbox One X disponible el 7 de noviembre

Hace unos momentos, Microsoft hizo oficial el lanzamiento de Project Scorpio, que...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *