The Inpatient, un interesante thriller en Realidad Virtual

The Inpatient, un interesante thriller en Realidad Virtual
En conclusión:
The Inpatient es una idea interesante que desafortunadamente no termina de despegar dado que el tiempo de desarrollo que parece haber tenido Supermassive Games fue insuficiente. Tanto la recortada trama, poco trabajadas animaciones y decisiones que te llevan siempre a las mismas consecuencias, son resultados de un trabajo que pudo tener una mayor repercusión dentro del universo de Until Dawn, pero que termina estancándose en sus propósitos para lucir ante nuestros ojos como una simple demostración técnica de lo que podrá llegar a ser en algún momento de la vida el PlayStation VR.
65

Supermassive Games, conocido mayormente por su trabajo en Until Dawn, lleva ya unos cuantos intentos en su propósito por conquistar la realidad virtual, primero por medio de Until Dawn: Rush of Blood y ahora con un nuevo trabajo que busca fortalecer la franquicia de terror que ellos mismos iniciaron en el año 2014. Con una recepción un tanto agridulce, ya hemos podido probar y terminar The Inpatient. ¿Qué nos pareció? Entérate en nuestra reseña.

Antes que nada, The Inpatient es un título que maneja el género de los thrillers en Realidad Virtual que tan populares se han convertido en este dispositivo que, literalmente, te conecta a un mundo más inmersivo. Este juego, lanzado el 23 de enero, exclusivamente para el PlayStation VR explora distintas mecánicas aplicadas por sus desarrolladores, como lo son la toma de decisiones y sus consecuencias, que ellos mismos han nombrado como “el efecto mariposa”. Cada uno de los elementos que la compañía ha venido aprendiendo a través de los años tratan de ser replicados durante este juego, consiguiéndolo casi a la perfección, aunque con ciertas limitantes.

Como seguramente ya sabían, la trama de The Inpatient se sitúa 60 años antes de Until Dawn, confirmando algunos de los rumores y teorías que se tuvieron desde que el título fuese anunciado en la E3 2017. Nuestra misión será sencilla y aunque al inicio no vas a tener ni idea de quién eres y por qué estás en donde estás, conforme pasa el tiempo te verás afectado por ciertas pesadillas y secuencias de la “realidad” que te ayudarán en tu objetivo de recobrar tus recuerdos, aunque éstos a final de cuentas tampoco te dejan demasiado satisfecho. Tras un máximo de casi tres horas de juego, llegarás a un final que te hará sentirte conforme si conoces los títulos pasados de la saga, pero no por eso consigue dejarnos felices al cerrar abruptamente y sin previo aviso.

La jugabilidad de The Inpatient hace un uso adecuado de la realidad virtual, aunque no es compatible con los controles especiales de esta modalidad, obligándonos a usar el Dualshock 4 como método para movernos a través de los escenarios, acomodar la cámara para no tener que recurrir a giros de cuello al estilo del exorcista y también para tomar ciertos objetos con los cuales podemos interactuar. El esquema, a pesar de ser interesante, no es completamente cómodo y muchas veces nos va a causar un poco de mareos al sufrir de animaciones más bruscas que en otros títulos similares, como Resident Evil 7:Biohazard. Por otro lado, la decisión de dejarte a tu libre albedrío en vez de optar por los rieles nuevamente, no es tan adecuada al explorar y regularmente nos sentiremos limitados en cuanto a posibilidades con el entorno.

En cuanto a su apartado gráfico, The Inpatient goza de visuales bastante interesantes que al ponernos el visor en la cabeza destacan por su realismo, sin embargo las animaciones no están igual de trabajadas y algunas de ellas hasta nos causaron un tanto de risas, ya que notamos a cierto co-protagonista con toques de mirrey al lucir expresiones faciales muy de la Roma / Condesa y posiciones para caminar a las que solamente les hizo falta una camisa desabrochada. Los modelos del wendigo que llegamos a ver en esta ocasión no están tan trabajados y podemos notar cierta prisa por lanzar la aventura a inicios del año, para así seguir de llenando de contenido al PlayStation VR.

Una de los mayores aciertos que, por ejemplo sí vimos en Until Dawn, eran las implicaciones que el jugador tenía con los personajes que veíamos en pantalla y si a alguno de ellos le pasaba algo malo, nos sentíamos verdaderamente culpables al no haber tomado la elección correcta. En The Inpatient todo luce pre-fabricado y aunque el juego de cierta manera nos lleva por distintos caminos, hasta conocer el final, estos no se sienten tan variados. Aunado, las reacciones tomadas por los actores elegidos y el guión de la aventura son simplemente desinteresados y pareciera que a nadie le importa ver morir frente a sus ojos a personas inocentes.

En conclusión, The Inpatient es una idea interesante que desafortunadamente no termina de despegar dado que el tiempo de desarrollo que parece haber tenido Supermassive Games fue insuficiente. Tanto la recortada trama, poco trabajadas animaciones y decisiones que te llevan siempre a las mismas consecuencias, son resultados de un trabajo que pudo tener una mayor repercusión dentro del universo de Until Dawn, pero que termina estancándose en sus propósitos para lucir ante nuestros ojos como una simple demostración técnica de lo que podrá llegar a ser en algún momento de la vida el PlayStation VR.

More from Victor Sanchez Juarez

¿Puede un smartphone conducir un automóvil?

Huawei se ha convertido en el primer fabricante de dispositivos móviles en...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *