Mi Villano Favorito 3, Cómo reivindicar una franquicia

Mi Villano Favorito 3: Cómo reivindicar una franquicia
En conclusión:
Mi Villano Favorito 3 es una secuela digna de la franquicia que representa, equilibrando de mejor manera cada uno de sus apartados y ofreciendo el protagonismo necesario a los grandes personajes que le hicieran popular desde su primera iteración. Una película que grandes y chicos disfrutarán.

Desde su primera entrega ‘Mi Villano Favorito’ o Despicable Me se ha convertido en una de esas franquicias que consiguen meterse en el gusto de la mayoría del público, presentando particularmente a personajes como los minions y al simpático anti-villano Gru. Tristemente, en la segunda iteración, el éxito de las amarillas criaturas influyó demasiado en la realización de una historia que forzaba su aparición en ella para conseguir una mayor aceptación mercantil entre el público. La tercera parte de la saga llega cargada de dudas ante un mercado saturado de producciones similares, ¿habrá conseguido destacar nuevamente?

La historia de Mi Villano Favorito 3 nos traslada a un momento un tanto deplorable para Gru, quien después de fracasar en su intento de capturar al villano Balthazar Bratt es despedido de la Liga Anti Villanos. Con el mencionado suceso y su aparente deseo extinto de realizar maldades, sus inseparables compañeros de color amarillo deciden abandonarlo también, dejándolo en una situación incómoda para él y su familia, compuesta por Agnes, Margo, Edith y su esposa Lucy. Tras unos cuantos momentos de incertidumbre, el protagonista de la cinta se entera de que tiene un hermano gemelo del cual fue separado desde que ambos eran pequeños y así es cómo inicia la historia del filme animado.

Desde el inicio de Mi Villano Favorito 3, Illumination y Universal Pictures demuestran que han aprendido de sus errores y críticas recibidas en el pasado, introduciendo personajes de manera más entrañable y clara que en sus dos primeras cintas. El antagonista de la aventura, en esta ocasión representa un pilar un tanto menos olvidable que “El macho” al tener carisma de sobra, un gusto por la música ochentera que le dan vida y personalidad, y claro, un pasado que le obliga a querer vengarse de todos aquellos involucrados en su ahora fracasada existencia. Dru, por otro lado, es un millonario personaje que cuenta con la aceptación y placeres terrenales que su hermano ha deseado todo este tiempo, o al menos eso aparenta; sus decisiones morales y manera de pensar son después reveladas ofreciendo problemas sensibles más complejos de lo que pensamos, y formando así un efecto “Yin-Yang” bastante peculiar.

La trama y guion de esta secuela favorecen completamente los hechos durante la hora y media que estaremos en las salas, conteniendo diálogos un tanto más razonados, con chistes apropiados y la excelente inclusión de Los Minions que para esta ocasión ya no se siente forzada. Los carismáticos enanitos con voces chillonas aparecen en los momentos que deben, ofreciendo a los espectadores la dosis necesaria de sus aventuras y narrando una sub-trama eficaz donde conoceremos un poco más de su pasado, además de la relación que tienen con Gru. La acción, así como retrospectivas al pasado también fueron incorporadas satisfactoriamente, convirtiéndola en un producto mucho más uniforme y disfrutable, pero sin ponerla al nivel de su primera aparición. Eso sí, la familiaridad de cada uno de los miembros que le componen la convierten en una cinta animada que los más pequeños disfrutarán y que a su vez satisfacerá a los más adultos por el fan-service que tiene incluido.

La dirección, a cargo de Pierre Coffin y Kyle Balda demuestra el dominio que ambos han venido adquiriendo desde hace ya casi 7 años con la primera aventura oficial de Gru en el mundo de la villanía, y ambos le añaden interesantes elementos agradables a la vista, así como lecciones de vida que llegan de la mano de frases interesantes que relacionan las expectativas de vida con los que vivimos como sociedad y los resultados que al final obtenemos; claro que, sin descuidar el mensaje importante y relacionándolo con unicornios o cabras. Aunque pareciera un tanto ridículo, este es posiblemente el elemento más destacado de Mi Villano Favorito 3, colocándola al nivel de grandes producciones del rubro y acercándose cada vez más a enormes compañías como Disney – Pixar.

En cuestiones técnicas, Mi Villano Favorito 3 despliega animaciones impresionantes, además de texturas vanguardistas y una paleta de colores que sorprende por lo vibrante de sus destellos, así como variantes entornos que nos transportarán a distintas locaciones que despliegan ambientes cerrados y abiertos, como lujosas mansiones, encantadores trayectos marinos, fortalezas peligrosas, recreaciones del Hollywood actual y una corta visita a Universal Studios en Orlando. Las referencias que están puestas por todos lados, dotan también de un apego simpático que los verdaderos fanáticos de las franquicias que Universal Pictures posee sean recordadas excelentemente.

La banda sonora, por otro lado, es increíble y además de contar con melodías como “There’s Something Special” de Pharrell Williams, también nos deleita con la inclusión de viejas conocidas de la talla de What it is (feat. young de) de Xzibit, Bad de Michael Jackson, Sussudio de Phil Collins y hasta So Bad de Eminem. Cada una de las anteriores contando con cierto protagonismo en las escenas donde empiezan a sonar y relacionándolas adecuadamente con los hechos y sentimientos que intentan proyectarse a través de estas. El doblaje al español latino nuevamente cuenta con la participación de Andrés Bustamante, en las voces de Gru y Dru, además de Andrea Legarreta (Lucy) y Jay de la Cueva (Balthazar Bratt); claro está, que no todos están a la altura del reconocido “Güiri, Güiri” pero su labor es justita para las necesidades de la película.

En conclusión, Mi Villano Favorito 3 es una secuela digna de la franquicia que representa, equilibrando de mejor manera cada uno de sus apartados y ofreciendo el protagonismo necesario a los grandes personajes que le hicieran popular desde su primera iteración. Los Minions, a pesar de contar con un gran tiempo en pantalla, para esta ocasión no se sienten sobre-explotados como sí sucedió en su -ahora – penúltima entrega numerada. La gran banda sonora, así como animaciones de alto nivel, complementan la dirección y guion tan adecuados, convirtiéndola en una gran opción para esta temporada veraniega. Una película que grandes y chicos disfrutarán.

More from Victor Sanchez Juarez

Razer presenta su nuevo DeathAdder Elite

Razer se ha caracterizado siempre por proveer a sus usuarios de los...
Read More

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *