Disney se encuentra de luto después de conocer que Ann Sullivan, la animadora más importante de Estados Unidos que trabajara para la industria de animación de la compañía, falleció debido al COVID-19.

El 13 de abril, la organización de caridad Motion Picture and Television Fund (la cual ofrece asistencia y atención a las personas en la industrias de cine y televisión con recursos limitados o sin recursos) anunció que la animadora falleció a los 91 años,  debido a complicaciones respiratorias presentadas después de ser diagnosticada con Coronavirus.

La organización comentó que Ann sería la tercera persona que fallece en el inmueble por las mismas consecuencias, siendo el actor Allen Garfield, de 80 años, y John Breier, de 64 años,lo que murieron en las instalaciones de la MPTF la semana pasada. 

Al igual que muchos otros hogares de ancianos, el brote de coronavirus ha afectado fuertemente a la MPTF, ya que otros 13 residentes han dado positivo por el virus, y 10 están siendo tratados actualmente en unidades de aislamiento. Ocho cuidadores también han dado positivo.

Nacida en Fargo, Dakota del Norte, y formada en el Art Center, Sullivan n trabajó en Disney en el laboratorio de pintura de animación en 1950. Posteriormente, en 1973, colaboró en Hanna-Barbera antes de regresar a Disney a tiempo para trabajar para algunas de las películas más famosas del Renacimiento de Disney, tales como “La sirenita” y “El Rey León”. Permaneció en el estudio hasta su retiro a principios de la década de 2000, trabajando en películas como “Lilo & Stitch” e incluso en animación por computadora poco antes de retirarse.