Comprar una consola de lanzamiento siempre ha sido un tema complicado para los gamers, principalmente por la incertidumbre relacionada con las probables fallas que esta pueda tener, pero también por los títulos que llegan día uno, ya que suelen escasear un poco. En el caso de la PS5, Sony ha trabajado en un abanico de exclusivos encabezados por un pequeño robot que conocimos hace un par de años en realidad virtual y vaya manera de regresar en la next-gen.

Astro’s Playroom, como su nombre indica, es un videojuego creado principalmente para deleitar al usuario con una gama de posibilidades sorprendentes, derivadas de los añadidos con los que cuenta el DualSense, nuevo control de Sony. Si en ocasiones pasadas seguro leíste sobre los llamados “gatillos adaptativos” o la vibración háptica, con esta aventura plataformera nos dejan claras las intenciones de la marca por ofrecer productos audiovisuales más inmersivos. ¿Y lo mejor de todo? Es que es gratis; una copia viene instalada en cada consola, ya sea en su versión estándar o digital, ocupando más o menos 10GB del SSD.

El cuarto de juegos de Astro se divide en cuatro escenarios principales, recorriendo mundos temáticos que toman por nombre las principales características que posee la PS5 como consola: Aguas refrescantes, jungla CPU, autopista SSD y vega de la memoria; todos ellos con un acabado artístico sorprendente y enormes destellos de poderío visual que, sin apostar por el fotorealismo, utiliza los recursos de la nueva sobremesa para incluir detalles fascinantes que te provocarán querer detenerte a observar en cada momento.

De manera muy atada a su temática, el gameplay se segmenta en zonas que van más allá de saltar y avanzar, ya que también nos ayudarán con ciertos elementos tecnológicos que Astro puede usar, como un resorte, una nave, y un mono para escalar. Cada uno de ellos con habilidades distintas y maneras especiales para hacer uso de las capacidades del DualSense. Sin afán de arruinar su experiencia, he quedado anonadado ante algunas situaciones específicas que combinan de manera prácticamente excelente el sensor de movimiento, con las sensaciones que transmite la vibración y la nueva presión que ejercen los gatillos; todo ello para hacerte sentir que en verdad estás operando un “mecha” y simplemente me deja la espinita de saber cómo será la implementación de esto en futuros videojuegos.

De igual forma, PlayStation ha utilizado esta aventura como pretexto perfecto para homenajear todos sus años de historia, por medio de referencias jugables, visuales y en forma de coleccionable. Todo esto siendo capaz de transportarte a un mundo amigable y lleno de “buena ondita” que todo el tiempo te mantiene feliz, intentando explorar hasta el más escondido rincón con la finalidad de no perderte ninguna de las referencias que posee. Entre las más destacadas me encontré con pequeños detalles dedicados a Journey, Shadow of the Colossus, Uncharted, God of War, Horizon: Zero Dawn, Bloodborne, Resident Evil, Fat Princess, Killzone, Ratchet & Clank y hasta PAIN, uno de los juegos que más jugué en PS3 y que me trajo muy buenos momentos al observarlo con mi hermana a un lado.

Técnicamente, Astro’s Playroom es un deleite como pocos, y es que hacer un juego de plataformas le otorga la completa libertad de incluir prácticamente cualquier cosa que se encuentre en mente de sus desarrolladores, desplegando así diferentes detalles que resultan muy agradables a la vista y que, a pesar de no incluir todavía novedades como el trazado de rayos, logra ofrecer un muy convincente sistema de reflejos y luces / sombras que seguramente te fascinará, ya que es compatible con los nuevos añadidos de los televisores modernos: 4K | HDR y 60FPS estables todo el tiempo. Además, como comentamos más arriba, el trabajo en cuestión de texturas y modelados es perfecto.

En conclusión, Astro’s Playroom, más allá de ser una simple demo técnica, se convierte en un excelente título de plataformas al que únicamente le puedo recriminar que no dura lo suficiente. Eso sí, te mantendrá ocupado durante unas 10 horas si es que quieres hacerte de todos los coleccionables y armar el “rompecabezas”. El uso que hace de las nuevas tecnologías de la PS5 es sorprendente en todo aspecto y el jefe final es simplemente un detalle que debes observar por ti mismo, para asimilar y comprender el avance tecnológico que las consolas han tenido en los últimos años. Una aventura imperdible que todos deberían probar.

Reseña | Astro´s Playroom
una aventura única
Lo que todos pensamos que sería una simple demo gratuita, se convierte en una grata sorpresa que como mayor fortaleza, nos da un excelente vistazo hacia lo que podría ofrecernos el futuro de la PS5.
Lo bueno
Excelente uso de los controles nuevos en PS5
– Técnicamente es exquisito
– Muchos coleccionables llenos de nostalgia
Lo malo
Dura muy poco