El mercado de los smartphones goza actualmente de una popularidad inmensa, derivada de las necesidades que tiene un gran sector de la población que busca estar siempre en tendencia y aquellos a los que simplemente ya les “hacía falta” renovar su “chicharrón”. El mercado se ve tan saturado de nuevas opciones que a veces es difícil elegir uno que al mismo tiempo cubra lo que nos hace falta y a la vez entre en nuestro presupuesto. Hoy les hablaré de dos de los teléfonos que estuve usando en las últimas semanas, y por qué decidí decantarme por uno de ellos.

Samsung Galaxy S20 Ultra 5G vs Huawei P40 Pro

El subtítulo lo hace evidente, en estas últimas semanas – en las que no he podido salir, por cierto – tener un buen equipo ha sido fundamental para mí y la labor que realizo (en todos los aspectos) por lo que estos dos buque insignia del 2020 se colocaron rápidamente entre mis opciones más viables. Uno de ellos, el más grande y premium de los surcoreanos, mientras que el otro se quedaba un escalón más abajo en la gama, ya que recordemos que Huawei este año decidió vender también su llamado “P40 Pro Plus”; no obstante el desempeño en cuestión de productividad, alto rendimiento, multimedia y potencia para gaming está muy a la par e inclusive, con un escalón de diferencia notorio sobre todo en calentamiento y “freezeo” en aplicaciones un tanto exigentes.

Y es aquí, cuando a pesar de que ambos suponían estar en la punta de la “cadena alimenticia” de los teléfonos en este caótico año, uno empezó a convencerme más que el otro. Si bien, Samsung sigue siendo el rey en cuestión de multimedia, reproducción de video, canciones, y por supuesto su enorme panel OLED con colores fascinantes y una tasa de refresco que alcanza los 120HZ, esto no fue suficiente para mí al tener problemas bastante molestos (que menciono en mi review) como su constante calentamiento, aún sin actividades pesadas, congelamientos del sistema en tareas básicas como mostrar las burbujas de notificación de Messenger (la app de Facebook) y sobre todas las cosas, su batería que se termina en un abrir y cerrar de ojos. Además, el sensor que implementaron este año en la gama alta/premium de Samsung no terminó de gustarme, a pesar de que tampoco he podido sacarle todo el jugo que quisiera debido al encierro; ustedes saben.

¿Por qué el Huawei P40 Pro?

Sí, lo sé, en el papel el Samsung Galaxy S20 Ultra 5G parecería ser mejor y una opción más viable para llevar a cabo mis actividades, sin embargo, con el paso de los días, Huawei se sobrepuso en preferencias al otorgarme un mejor balance de todas sus funciones, sobre todo en cuestión de productividad, duración de la batería – que se extiende casi a las 9 horas de pantalla y 12 horas totales -, fluidez del sistema operativo, y su incomparable cámara que en esta ocasión añade funciones nuevas con IA, como la eliminación de reflejos en cristales y hasta se puede quitar a gente que se cruza en tus tomas. Esto lo pude constatar aún estando en casa y sobre todo ante la importancia de realizar videos en escenarios con poca luz, o al realizar tomas de producto en lugares como mi cuarto o sala, pude determinar cuál sería mi smartphone principal.

Cabe destacar también que en el último año / año y medio, he estado bastante más familiarizado con la interfaz, manejo de gestos y hasta el acomodo de cada elemento en los terminales de Huawei, lo cual aquí se ha perfeccionado para otorgarnos la experiencia definitiva para todo fanático de la marca. Aunado, tengo en mi poder una Huawei Matebook 13, la laptop más potente de la marca que con su función de compartir archivos y manipular tu teléfono desde ella, provoca un sentimiento de comodidad y satisfacción al tener en la palma de tus manos todo un ecosistema, libre de complejidad y lleno de eficiencia pura.

La ausencia de Google

La incógnita de toda persona ante el visible pleito entre Donald Trump y China, que terminó afectando a Huawei y que desde hace uno año tiene a la compañía con un plan más “modesto” en cuestión de marketing y nuevos lanzamientos. ¿Es un problema real? La verdad es que no.

A pesar de lo que pudiera pensarse, Huawei ha trabajado bastante en sus llamados “HMS” y a través de AppGallery nos facilitan la vida con una extensa variedad de aplicaciones y servicios que suplen de buena manera las tareas de Google con otras también efectivas, además recientemente se añadieron soluciones como “AppSeeker” que es básicamente una guía con la cuál puedes encontrar las apps que quieras en Internet y además descargarlas sin riesgos. HERE WeGo, que también fue añadida en días pasados, inclusive funciona mejor que Maps al tener más información de lugares y algo que me sorprendió bastante, es que inclusive la tintorería y tienda de abarrotes de enfrente de mi domicilio están registrados.

Por otro lado, si tu vida es demasiado disfuncional si no tienes Google en ella, debo decirte que el proceso para tener sus servicios en el Huawei P40 Pro es bastante corto; en cuestión de minutos puedes tenerlos con un procedimiento, que si bien, es un tanto “enredado” tampoco te imposibilita de acceder a todas esas aplicaciones que echas de menos. Aunque en ciertos lugares he leído que pueden traer problemas, que se reinicia el teléfono o que los servicios de bancos no funcionan, nada de eso es cierto. El único “inconveniente” que he tenido es que YouTube y Twitter no me envían notificaciones push por alguna razón que desconozco, pero para nada ha afectado mi experiencia en general.

¿Cuál es mejor entonces?

Aunque a manera personal me decidí por el terminal premium de Huawei, si lo que quieres es vivir de mejor manera el contenido multimedia, tener videos de YouTube y Netflix optimizados, con HDR 10 activado, colores brillantes pero realistas y un sonido espléndido, vete por el Samsung Galaxy S20 Ultra 5G.

Ahora, si lo que quieres es un teléfono que sea equilibrado en términos de potencia, fluidez, que te ayude en cuestiones de rendimiento, con el que puedas jugar por horas y la batería rinda, no se caliente y que además cuente con la mejor cámara del mercado, cómprate el Huawei P40 Pro. Además su costo suele ser mucho menor que el de la competencia y sin duda alguna, tendrá todo lo que buscas en un solo lugar. Un teléfono que fácilmente colocaría entre lo mejor del 2020 y al que pocos se podrán acercar.