Si bien, el pasado 18 de diciembre, Wuhan reportó su primer caso de un extraño virus que provocaba neumonía, hoy el llamado SARS-CoV2, que deriva en la enfermedad denominada como COVID-19, parece estar mutando tanto y tan rápido que la cepa conocida, así como su adaptabilidad y síntomas ya no son los mismos en estos momentos.

De acuerdo a Li Lanjuan, quien es una epidemióloga e investigadora de las más reconocidas de China, esta pandemia que nos tiene en jaque a todo el mundo ya ha mutado demasiado al transferirse de individuo a individuo:

Li, quien fue la que insistió en la necesidad de cerrar el epicentro del brote en China —la ciudad de Wuhan— en enero pasado, ha publicado un estudio junto a su equipo de la Universidad de Zheijiang en el que se analiza la capacidad de mutar del virus SARS-CoV-2 basándose en las muestras de 11 pacientes con covid-19, enfermedad causada por este virus.

Los investigadores detectaron entre una y cinco mutaciones en cada muestra y estudiaron los efectos de cada cepa en células en un laboratorio para dar con una diferencia de 270 veces en la carga viral entre las cepas más peligrosas y las más débiles.

Li también indica en su estudio —que todavía está pendiente de revisión por la comunidad científica—, que la diversidad de las cepas del virus está minusvalorada e insta a considerar estas transformaciones a la hora de desarrollar tratamientos contra esta pandemia.

TE PUEDE INTERESAR:  El secretario de hacienda da positivo a COVID-19; estuvo hace 2 días con AMLO

Aunque para nosotros los mortales esto es un poco difícil de entender, el resumen es ¡Quédate en tu casa! Si es que está en tus posibilidades y cuídate mucho también.