Emilia Clarke, mejor conocida como la madre de dragones en Game of Thrones (Daenerys Targaryen) ha anunciado que no volverá a tomarse selfies con ninguno de sus fans, esto debido a que hace algunos unos días uno de ellos intentó tomarse fotos con ella, mientras tenía un ataque de pánico.

Durante una entrevista concedida al podcast de Table Manners, la bella actriz mencionó lo siguiente:

“Estaba hablando por teléfono con mi madre diciendo: ‘Siento que no puedo respirar, no sé qué está pasando’. “Estaba allí llorando demasiado y este tipo se me acerca y dice:”¿Puedo tomarme una selfie? “Y pensé: ‘No puedo respirar, lo siento mucho. Solo tengo un minuto’.

Debido a esto, Emilia continuó diciendo que aunque ha decidido no volver a tomarse fotos con los fans que se le acerquen, sí que les firmará autógrafos cuando tengan la suerte de verla en algún lugar.

Así que ya saben, si se encuentran a la protagonista de ‘Last Christmas’, mejor ni saquen el celular.