Desde hace ya varios meses ha dejado de ser un secreto que Donald Trump y su administración han hecho todo lo posible por dejar fuera de la jugada a China, prohibiendo a grandes marcas como Huawei, TikTok y Wechat el poder seguir haciendo negocios con marcas americanas y, por ende, limitando sus funcionalidades. Hoy, tras haber finalizado la última prorroga a favor de los Chinos, han sido anunciadas nuevas y más estrictas medidas que restringirán a la marca inclusive de adquirir chipsets para sus dispositivos, como se había venido rumoreando.

De acuerdo a CNBC, las acciones del Departamento de Comercio de Estados Unidos ampliarán las restricciones anunciadas en mayo destinadas a evitar que el gigante chino de las telecomunicaciones obtenga semiconductores sin una licencia especial, incluidos chips fabricados por empresas extranjeras (como Qualcomm) que han sido desarrollados o producidos con software o tecnología de Estados Unidos.

En un comunicado publicado el día de hoy, el secretario de Estado Mike Pompeo dijo que el Departamento de Comercio agregó 38 afiliados de Huawei a la lista negra económica del gobierno de Estados Unidos. Eso eleva el total a 152 afiliados desde que Huawei se agregó por primera vez en mayo de 2019.

“La Administración Trump ve a Huawei por lo que es, un eje del estado de vigilancia del Partido Comunista Chino (PCCh), y hemos tomado medidas en consecuencia”, dijo Pompeo en el comunicado. “No toleraremos los esfuerzos del PCCh para socavar la privacidad de nuestros ciudadanos, la propiedad intelectual de nuestras empresas o la integridad de las redes de la próxima generación en todo el mundo”.

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, comentó a Fox Business que las restricciones impuestas en mayo a los chips diseñados por Huawei “los llevaron a tomar algunas medidas evasivas. Estaban pasando por terceros ”, dijo Ross. “La nueva regla deja en claro que cualquier uso de software o equipo de fabricación estadounidense está prohibido y requiere una licencia”.

El secretario de Estado Mike Pompeo añadió que el cambio de reglas “evitará que Huawei eluda la ley estadounidense mediante la producción de chips alternativos y la provisión de chips estándar”. Agregó en un comunicado que “Huawei ha tratado continuamente de evadir” las restricciones impuestas por Estados Unidos en mayo.

Todo lo anterior es una pésima noticia para Huawei, tomando en cuenta que el pasado 8 de agosto surgió información que anunciaba el paro de producción de sus procesadores Kirin, mismos que han venido acompañando básicamente todos sus lanzamientos desde gama de entrada hasta gama premium. Alguna otra alternativa como Mediatek se ha comenzado a barajar también, sin embargo habrá que esperar para ver cuál será el siguiente movimiento del gigante de las telecomunicaciones para seguir su aventura a nivel mundial.

¿Será este el final del hombre araña?