Uno de los actores más reconocidos de Hollywood, particularmente conocido por dar vida al agente 007 ha fallecido el día. Sean Connery se nos adelantó a sus 90 años por causas todavía desconocidas.

Thomas Sean Connery nació en 1930, creció en la dura zona de Fountainbridge de Edimburgo y dejó la escuela a los 14 años para trabajar como lechero para la cooperativa. En 1948, se unió a la Royal Navy, pero luego fue dado de baja por motivos médicos. Comenzó a hacer fisicoculturismo a los 18 años y consiguió trabajo como modelo de vida, entre muchos trabajos, y participó en el concurso Mr Universe en 1953, aunque no ganó. Habiendo estado interesado en actuar durante algún tiempo, Connery aprovechó su visita de Mr Universe a Londres para hacer una audición para una versión teatral de South Pacific y consiguió un papel en el coro.

Descanse en paz.

Luego, su carrera como actor despegó: primero en representaciones teatrales y luego en pequeños papeles en programas de televisión, como Dixon of Dock Green y The Jack Benny Program. Su primer papel cinematográfico acreditado llegó en 1957, interpretando a un matón en el thriller británico de 1957 No Road Back. Sin embargo, fue una versión de la BBC del Réquiem for a Heavyweight de Rod Serling lo que le proporcionó su papel principal decisivo, interpretando a un boxeador que enfrenta el final de su carrera en el ring. Su perfil cinematográfico aumentó como resultado, con papeles secundarios en Hell Drivers, un thriller de conducción de camiones protagonizado por Stanley Baker, y Action of the Tiger, dirigida por Terence Young, con quien Connery se reuniría más tarde en Dr No.

Fuente: The Guardian.