Sign in / Join

Galaxy Note10+, un terminal sin rival

Samsung ha venido avanzando a pasos agigantados luego de algunos tropiezos ocasionados por dispositivos lanzados en años anteriores. Hoy, con más experiencia que nunca y una competencia más que aguerrida en el mercado, ya está disponible el nuevo terminal que viene a hacer frente como buque insignia de los coreanos. La Galaxy Note10+ es un hecho y la hemos probado para traerles su análisis.

Si de algo puede jactarse Samsung es de haber entendido cómo funciona el sector de la gama alta, con smartphones dedicados al consumidor de alto rendimiento y por ello cada año realiza dos tipos de lanzamiento importantes: Galaxy S en la primera mitad y Galaxy Note en la segunda; este último con la finalidad de darnos todavía más y encontrar nuevos compradores en sectores como el lujo y estilo de vida.

La primera impresión desde que sacas la Galaxy Note10+ de su caja es justamente esa: un teléfono que no es para cualquiera. Inalcanzable y glorioso en ocasiones, con un diseño perfectamente trazado y adecuado a las necesidades actuales que podría tener una persona decidida a invertir tantos miles de pesos en él. Su construcción en aluminio y cristal es una de las mejores que he tenido oportunidad de tener entre mis manos y ese color “Aura Glow” del cual seguramente has visto fotos en Internet nunca dejó de sorprenderme con sus destellos.

Destellos que también se trasladan al interno de este imponente Galaxy Note10 +, que en sus entrañas porta el más reciente chip de Qualcomm, el Snapdragon 855+ (en algunos países) y el Exynos 9825 de 7nm para España, México y otras regiones. También adereza esta hoja de estadísticas ya de por sí increíble con 12GB de RAM, para que vayas totalmente sobrado en cuestión de rendimiento y productividad, y es ahí donde el smartphone alcanza su epitome máxima.

La Galaxy Note10+ es fácilmente y sin temor a nada, el mejor teléfono y el más rápido que he probado este año. No hubo una sola tarea que lo hiciera “rechistar” durante mi tiempo con él. Desde creación de notas para este bello sitio, publicación de contenido en redes sociales, edición de fotografía en aplicaciones dedicadas, edición de video, y todo eso al mismo tiempo gracias a su potencial multi-ventana que aprovecha excelentemente la enorme pantalla AMOLED de 6.8″ con la que viene cargado. Es realmente satisfactorio tener tantas ventanas abiertas sin el temor de que cuando quieras volver a cualquiera de ellas, esta termine por cerrarse o cancelar el proceso que tienes en puerta; eso sí, con su debido consumo de batería que aun así logró darme más o menos 7 horas de pantalla y 12 horas totales.

Nuevamente la S-Pen hace gala de su funcionalmente, en esta ocasión con una mayor autonomía y añadidos funcionales entre los que encontramos gestos para control de multimedia, trasladarte entre menús, tomar notas en cualquier parte de la interfaz (inclusive con la pantalla apagada) y la posibilidad de controlar cada uno de los aspectos de la cámara sin necesidad de ponerle una mano encima al teléfono; todo al alcance de un clic y unos cuántos gestos en el aire, que por cierto son muy intuitivos.

En cuestión de multimedia, esta Galaxy Note10+ es una auténtica gozadera en todos los aspectos, principalmente por la pantalla y su sistema de audio integrado. La tecnología HDR+ convierte prácticamente todos tus videos y series de aplicaciones como Netflix o Prime Video en un total placer. Hubieron ocasiones en las que me plantee encender mi TV para continuar con la reproducción, pero estaba tan a gusto en la Note que preferí quedarme así. Lo único que puedo echarle en cara en este aspecto es que no cuenta con entrada para audífonos de 3.5 mm, por lo que tener algún par con Bluetooth te será prácticamente indispensable.

Su cuádruple cámara trasera es de las mejores actualmente, y aunque no logra ofrecer resultados tan apartados de su hermano menor – El Galaxy S10+ -, sí que eleva su potencial con ciertas características únicas como las funciones de Realidad Aumentada y otras como el zoom de sonido que lamentablemente no pude probar como hubiera deseado. Eso sí, pude tomar unas cuántas fotos que espero sean de su agrado.

Y una sección aparte para estas hermosas tomas nocturnas (en su mayoría) que conseguimos el Batman Day.

Por otro lado, si lo tuyo es el Gaming, déjame decirte que estás pensando en el teléfono correcto, ya que la Galaxy Note10+ puede con cualquier reto habido y por haber, dígase Call of Duty Mobile, Mario Kart Tour, o The Elders Scrolls Blades; todos ellos se ven y se juegan hermosamente aquí.

Así pues, la Galaxy Note10+ es sin duda el mejor teléfono que he probado este año, con un diseño hermoso, rendimiento y productividad a otro nivel, funciones multimedia sorprendentes y una cámara que cumple en prácticamente cualquier escenario, estamos ante el que posiblemente sea el mejor dispositivo en la historia de Samsung, únicamente teniendo su precio prohibitivo como principal obstáculo para tenerlo. Si estás pensando en adquirirlo, ni lo dudes, ve por él.

Galaxy Note 10+, un terminal sin rival
9.6

Leave a reply