Un nuevo episodio entre esta guerra comercial iniciada por Donald Trump se ha consumado, dejando como resultado que Huawei ha tenido que vender su división Honor, ya que según detallan en un comunicado, sufrieron de gran presión por parte del gobierno de Estados Unidos.

“Huawei ha estado bajo una tremenda presión últimamente. Esto se debe a la falta persistente de los elementos técnicos necesarios para nuestro negocio de telefonía móvil. Por tanto, Huawei Investment & Holding Co., Ltd. ha decidido vender todos sus activos comerciales de Honor a Shenzhen Zhixin New Information Technology Co., Ltd. Esta venta ayudará a los vendedores y proveedores de canales de Honor a superar este momento difícil.

Una vez que se complete la venta, Huawei no tendrá acciones ni participará en ninguna gestión comercial o actividades de toma de decisiones en la nueva compañía Honor. Este movimiento ha sido realizado por la cadena industrial de Honor para garantizar su propia supervivencia. Más de 30 agentes y distribuidores de la marca Honor propusieron por primera vez esta adquisición.

Desde su creación en 2013, la marca Honor se ha centrado en el mercado juvenil ofreciendo teléfonos en el rango de precios de gama baja a media. Durante estos últimos siete años, Honor se ha convertido en una marca de teléfonos inteligentes que envía más de 70 millones de unidades al año. Huawei aprecia mucho la dedicación, atención y apoyo continuos que brindan los consumidores, vendedores de canales, proveedores, socios y empleados de Honor.

Esperamos que esta nueva compañía de Honor se embarque en un nuevo camino de honor con sus accionistas, socios y empleados. Ojalá que Honor continúe creando valor para los consumidores y construyendo un nuevo mundo inteligente para los jóvenes”.

Una noticia bastante desafortunada, sin duda alguna.