Luego de una mañana un tanto ajetreada, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, acaba de ofrecer una conferencia para anunciar que ya nos encontramos en circunstancias adecuadas para cambiar a color naranja en el semáforo de riesgo implementado por la secretaría de salud.

Según lo que menciona Sheinbaum, en los pasados 15 días se ha logrado disminuir el cupo hospitalario en la capital, por lo que ya es posible comenzar a avanzar con la reapertura de ciertos negocios y actividades.

Tomando en cuenta lo anterior podemos prever que a partir del 29 de junio comenzarán a reabrir pequeños negocios, restaurantes y hoteles al 30% de su capacidad, también se activarán las actividades deportivas al aire libre y de manera invidual. Los cines, bares y centros religiosos seguirán cerrados de momento.