Cómo ser un Latin Lover: Humor a la mexicana
En conclusión:
ómo ser un Latin Lover es una cinta divertida que te mantendrá entretenido con una mezcla de humor gringo - mexicano bastante adecuada. La inclusión de talento mexicano, como Eugenio Derbez y Salma Hayek resultará adecuado para aquel público que gusta de sus personajes en programas conocidos de nuestro país y latino-américa en general.
2.5

Desde hace unos meses, el reconocido actor y comediante, Eugenio Derbez ha venido promocionando su más reciente cinta que llega a México de la mano de Televisa y su subsidiaria, Videocine Distribución. Tras una fuerte campaña publicitaria previa a su estreno, y con una presentación donde el ya mencionado y Salma Hayek acudieron, hemos visto ya Cómo ser un Latin Lover, y aquí te dejamos nuestra crítica al respecto.

El largometraje dirigido por Ken Marino y protagonizado por un gran reparto de actores entre los que encontramos a Eugenio Derbez, Salma Hayek, Kristen Bell, Rob Lowe y Raquel Welch nos cuenta la historia de Máximo, un atractivo caballero que utiliza sus mejores dotes para sobrevivir a este mundo lleno de dificultades monetarias y de manera bastante perspicaz consigue adueñarse del corazón de una mujer en edad adulta, para la que el dinero no es ningún problema. Luego de bastantes años, este muchacho ve sus mejores ratos pasar y eventualmente, se queda sin el fruto de la abundancia que por todo ese tiempo estuvo resolviendo hasta su más mínimo capricho; la trama desemboca con este suceso, que nos lleva también a conocer a dos de sus pilares más importantes: Sara y Hugo.

TE PUEDE INTERESAR:  Atómica, una gran cinta de espionaje e intriga

Como era de esperarse, Máximo, Hugo y Sara encabezan los momentos fundamentales de la cinta, teniendo la mayor participación y formando un lazo familiar que los entrelaza como hermanos, tío y sobrino, manejando de manera bastante adecuada las relaciones que vemos en pantalla, aunque decayendo un tanto en momentos críticos y no logrando “cuajar” la emotividad que pudieron tener las escenas dramáticas, que además intentan sembrar lecciones de vida como la superación y el arriesgue ante la tempestad. Algunos de los diálogos que apreciamos entre estos pudieron pulirse un poco más y quizá conseguir que la fraternidad parental fuera más relevante, al estilo de No se aceptan devoluciones. Se entiende también que Cómo ser un Latin Lover busca despegarse más del sentimentalismo y centra sus esfuerzos en divertir a la gente con un humor gringo bastante mexicano, pero un mejor tratamiento a las interacciones que observamos no hubiera estado nada mal.

Por otro lado, la dirección bajo el mando de Ken Marino resalta elementos ya vistos en trabajos pasados de este, como We Hot American Summer o Bad Milo! aunque claro, las referencias y estilo latinoamericanos que el tener a Eugenio Derbez te puede ofrecer también se encuentran ahí para atraer a un público que busca reírse con las típicas frases de este comediante, así como imitaciones de personajes pasados y hasta acciones como su famoso baile del vientre que se popularizó tanto gracias a su programa XHDerbez. Es bastante evidente que durante la producción de esta película se buscó fuertemente incluir aspectos que agradaran a la gente que ya conoce el trabajo actoral del talento que, a final de cuentas, resulta en una satisfactoria mezcla de estilos y culturas que no desagradará al espectador.

TE PUEDE INTERESAR:  La Maldición Roja, terror a la taiwanesa

A pesar de que Salma Hayek y Eugenio Derbez abarcan la mayor parte del tiempo en proyección, son también los añadidos de Kristen Bell y hasta el mismo Michael Cera las que hacen de Cómo ser un Latin Lover un producto disfrutable aún para aquellos que no disfrutan tanto del mexicanismo, y recurrentemente saltarán ocurrencias cliché en otras cintas del estilo, como Gigoló por Accidente a la cual se asemeja muchísimo. Si creían que jugar con el típico personaje desvalido al que siempre le pasan cosas malas, aquí veremos más de eso; a veces hasta de manera excesiva para mi gusto. Claro que también están presentes otras casuisticas del estilo norteamericano y si han trabajado en restaurantes o tienen amigos rodeados de mascotas, seguramente entenderán más de una referencia.

Algo que sí hay que destacar, es que los actores mexicanos aquí presentes han sabido aprovechar de buena manera el “efecto Trump”, demostrando al mundo que también pueden protagonizar aventuras dignas de la taquilla mundial, donde por cierto le ha ido muy bien, logrando superar a filmes de la talla de Alien: Covenant y Guardianes de la Galaxia Vol. 2 en países como México, donde era obvio que le iría bien, pero que de igual manera asienta el hecho de que nuestros “paisanos” no son un mal general para nadie; contrario a las expresiones y comunicados del actual presidente de los Estados Unidos. Claro que, no es la única manera en que se le ha atestado un testarazo de esta manera a Donald Trump, pero sí que es importante decir que es una buena cachetada para este.

TE PUEDE INTERESAR:  Yu-Gi-Oh! El Lado Oscuro de las Dimensiones, ¡Es hora del duelo!

En conclusión, Cómo ser un Latin Lover es una cinta divertida que te mantendrá entretenido con una mezcla de humor gringo – mexicano bastante adecuada. La inclusión de talento mexicano, como Eugenio Derbez y Salma Hayek resultará adecuado para aquel público que gusta de sus personajes en programas conocidos de nuestro país y latino-américa en general. A pesar de las decadencias de su guion y la poca profundización de las relaciones que vemos, el filme los mantendrá entretenidos y representa una excelente opción si lo que quieres es ir al cine y pasar un buen rato con tu famila, o la familia de tu novia.