LEGO Batman: The Movie, la aventura gótica de LEGO
EN CONCLUSIÓN:
LEGO Batman: La Película es en su totalidad un largometraje animado disfrutable, divertido, épico y convincente. Un clásico instantáneo del cine de animación del que seguramente veremos secuela pronto.
4

Cuando TT Games y Warner Bros. Interactive Entertainment llevaron la franquicia LEGO a nuestras consolas, nadie pensó lo divertidas e innovadoras que estas resultarían para un público que, gustoso, revivió las historias plasmadas en aventuras recreadas con estos bloques. Hoy, a casi tres años del estreno de LEGO The Movie, la compañía busca seguir haciendo la serie en todos los rubros posibles, y además de proyectos como LEGO Worlds o LEGO City Undercover, nos sorprenden con ‘LEGO Batman: La Película’. ¿Seguirá funcionando la fórmula?

El primer largometraje animado de LEGO dejó con la mandíbula en el suelo a muchos, demostrando que Warner Bros cuenta en su haber con personal dedicado, creativo y con la capacidad de dejar al público en general y a la crítica especializada con un sabor de boca más que satisfactorio, llevando a las grandes pantallas una historia que, muy a su manera, nos deja un par de lecciones importantes sobre la vida que llevamos y el cómo nos ven los demás. Tras el éxito de este sorprendente espectáculo audivisual, la compañía confirmó el spin-off protagonizado por el Caballero Oscuro y créanme que no han decepcionado ni un poco.

Chris McKay, director de otras grandes cintas como Robot Chicken y Robot Chicken: Star Wars Episode III , fue el encargado de LEGO Batman: La Película y aunque de inicio surgieron dudas al respecto, este señor logró disiparlas demostrando el carácter que ha formado tras varios años de experiencia en el rubro, así como la agilidad histriónica, desarrollo de personajes y humor fresco tan característico de estos personajes de juguete. Para esta ocasión, McKay ha librado la prueba de fuego, entregando la -considerada por los fanáticos- mejor cinta de Batman en la historia del cine y a continuación explicaremos el por qué.

TE PUEDE INTERESAR:  Battlefield 1, un verdadero poema dedicado a la guerra

Como primer punto, LEGO Batman: La Película es meramente una parodia de la carrera de nuestro amigo “Batsy” a través de sus años mozos, iniciando con su representación inicial de 1939, sin descuidar Batman: Returns, Batman Inicia y hasta la más reciente, Batman v Superman: Dawn of Justice. Aunque parece ridículo, todas y cada una de ellas se ven beneficiadas por su contraparte de LEGO, que en vez de convertirse en algo ridículo, demuestra que aún con las fallas que sus antecesores pudiesen tener, aún es posible salirse del estatuto convencional para maravillar al público con la creatividad que te puede brindar el universo de esta franquicia y hasta conmover emocionalmente a sus espectadores -aunque en menor medida que LEGO The Movie-.

Por otro lado, y a pesar de que en la mayoría del tiempo esta película logra atarnos a sus protagonistas, algunos de ellos no son tan memorables como el propio Batman, pero el director proporciona momentos de resalte para casi cada uno de ellos, incluyendo a The Joker, quien en varias ocasiones nos recordará a la interpretación reconocida de Mark Hamill en la serie animada y la última película animada de DC Comics, The Killing Joke. Eso sí, de momento pareciese que estamos ante un comercial viviente y los cameos de otras figuras llegan a sentirse forzados; como un comercial divertido. Claro que, como si de una montaña rusa se tratase, no tendremos prácticamente un momento de descanso para notarlo.

TE PUEDE INTERESAR:  Call of Duty: Modern Warfare, el regreso de un gigante

La crítica que LEGO Batman: La Película realiza a cintas hermanas, como Suicide Squad es posiblemente lo más acertado que ofrece, y es que en su proceso creativo demuestra la madurez que en conjunto se está obteniendo dentro de la casa productora y que a su vez resulta convincente ante la actitud “sombría” demostrada por Bruce Wayne, y el humor inyectado para esta ocasión. Es importante también recalcar que este pequeño universo que Warner Bros. está desarrollando, es también mucho más coherente que el llamado DCEU o DC Extended Universe por sus siglas al inglés, involucrando a otros héroes de esta compañía y hasta a algunos invitados de los que se poseen derechos por  parte de LEGO.

No obstante y aunque el apartado técnico de LEGO Batman: La película es impresionante, y en ocasiones en verdad nos convencerá de que estamos ante un proyecto realizado enteramente por “stop-motion”, los momentos de más acción decaen un tanto ante los elementos visuales que se presentan ante los ojos de los cinéfilos; si bien, la técnica empleada para la recreación de bloques es impresionante, detalles del entorno y ciertas explosiones no son tan efectivas. Los gestos de Batman, en su faceta de Bruce Wayne, dan también un toque único al proyecto que también involucra a su espectador de sobremanera, transportándonos mentalmente al lado más humano del hombre murciélago y superando en ese aspecto a su predecesora. Los animadores en el mencionado aspecto hicieron un trabajo estupendo y hemos de reconocer lo satisfechos que salimos de la sala después de que terminó.

TE PUEDE INTERESAR:  Nosotros: Un concepto interesante que no termina de materializarse

El final, que no queremos spoilearles, es tal vez uno de los puntos débiles en LEGO Batman: La Película y es que, fiel a los patrones que la industria ha seguido, nos dejará con un dejo de sosobra que seguramente conducirá a un potencia secuela y que a pesar de ser bastante ad-hoc a lo visto en las demás aventuras de Batman en la gran pantalla, resulta demasiado súbita y repentina por lo que podrían sentirse un tanto confundidos al aparecer el “telón”. Claro está que al conjuntar todas sus fases, el proyecto de Chris McKay se convierte en una experiencia inigualable hasta el momento.

En conclusión, LEGO Batman: La Película es en su totalidad un largometraje animado disfrutable, divertido, épico y convincente. El maravilloso desarrollo de personajes, que favorece en demasía al caballero de la noche, es comparable e inclusive mejor con lo visto en el DCEU -que tiene pendientes los lanzamientos de Wonder Woman y Justice League-. La apertura creativa y adición de otros personajes con los que Warner Bros. tiene derechos, cohesiona una aventura de proporcionas inimaginables para quienes dudaron del director en un inicio, y dejando maravillado al espectador con una montaña rusa de acción que decae en momentos escasos. Un clásico instantáneo del cine de animación del que seguramente veremos secuela pronto.