LUCIFER – ‘Lucifer I’

Luego de únicamente 2 años de actividad con The Oath, una banda de Doom y Stoner que alcanzó a dejar un excelente álbum dentro de los más aclamados de 2014, la cantante berlinesa Johanna Sadonis se unió con una eminencia como lo es el ex Cathedral, Gaz Jennings, además de Andy Prestridge, actual baterista de una de las bandas pioneras de la New Wave Of British Heavy Metal, Angel Witch (cuyo nombre original era, curiosamente, Lucifer). La banda se completa con el bajista Dino Gollnick. Así, ya de entrada con esta alineación se asume un proyecto igual o más interesante que The Oath.

Lucifer sigue por la vertiente Stoner, Doom y Heavy que han practicado los involucrados en sus respectivas carreras, con la temática ocultista y mágica de este tipo de estilos que le deben todo a Black Sabbath y a otros nombres como los no tan acreditados Coven.

luciferDespués de un par de adelantos con los sencillos ‘Anubis’ e ‘Izrael’, Lucifer I es el debut de 8 canciones caracterizadas por mucha reminiscencia a los sonidos pesados que se escuchaban en la década de los 70.

Si bien The Oath y Lucifer comparten una inclinación similar, es Lucifer una banda que experimenta más con la melodía, aunque también hay gran espacio para la densidad como la del tema de apertura ‘Abracadabra’, determinada también por una sonoridad clásica a la usanza de Blue Oyster Cult.

Entonces llega ‘Purple Pyramid’ más Stoner, con una importante labor en el área de riffs que se tornan aún más cargados con la voz de Johanna que embruja todo a su paso. Es ella quien toma las riendas del álbum.

‘Izrael’ contiene una profusa influencia del Deep Purple primigenio, un blues estridente que también encantará a los fans de Led Zeppelin; Sadonis está sublime con un canto embrujador. Y por si era necesario un guiño más que evidente a su principal influencia, la banda que inició todo, ‘Sabbath’, que por supuesto encierra un estado lúgubre y de angustia como el de la canción ‘Black Sabbath’ de la banda de Birmingham.

‘White Mountain’ regresa a lo Stoner con mucho groove, donde las guitarras lucen por ser de las más mordaces en el álbum. ‘Morning Star’ es el tema en el que el bajo y la batería toman el protagonismo y forjan una canción espesa a la Electric Wizard.

Y ya que hasta ahora se ha tratado de un disco de buena canción tras buena canción, la parte final no podía ser la excepción. ‘Total Eclipse’ guarda el mejor golpeo a la batería, violento y adictivo al oído, esto mientras el Doom continúa desarrollándose alrededor. Un gran título porta la última canción, ‘A Grave for Each One of Us’, una canción que toma su tiempo para detonar en un oscuro pasaje, tupido y siniestro.

Johanna Sadonis y su banda lo han hecho increíble, otorgando otra pieza muy interesante para el nuevo brote del Doom y el Stoner, un disco que continúa la trayectoria que The Oath culminó estrepitosamente. El deseo es que Lucifer no termine en la misma historia, en una carrera fugaz, pues el cuarteto tiene todo para convertirse en un referente.

 

 

Total
0
Shares
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article

PUSCIFER lanza nuevo video 'Grand Canyon' y anuncia nuevo álbum.

Next Article

THE DARKNESS: Nuevo video, 'Last Of Our Kind'

Related Posts