En esta época llena de infecciones y virus por todas partes, parece que la ciencia ha encontrado una mucho mejor solución que el Paracetamol y sí, como el título de nuestra nota menciona, masturbarte podría salvarte la vida ya que fortalece el sistema inmunológico.

De acuerdo a una investigación realizada por el Kinsey Institute, la masturbación libera una fuerte cantidad de dopamina, que es un químico asociado con nuestra capacidad de sentir placer. Junto con esta avalancha de dopamina que se libera durante un orgasmo, también hay una liberación de una hormona llamada oxitocina, que comúnmente se conoce como la “hormona del amor”.

Esta mezcla de productos químicos hace más que solo mejorar nuestro estado de ánimo, también puede desempeñar un papel clave para disminuir el estrés y promover la relajación. La oxitocina disminuye el cortisol, que es una hormona del estrés que generalmente está presente (en grandes volúmenes) durante los momentos de ansiedad, miedo, pánico o angustia.

Según BDSM y la investigadora fetichista Dra. Gloria Brame, un orgasmo es la mayor explosión de dopamina no inducida por drogas que podemos experimentar.

Al aumentar los niveles de oxitocina y dopamina y posteriormente disminuir nuestros niveles de cortisol, el cerebro se coloca en un estado más relajado, eufórico y tranquilo, que finalmente provoca que nuestro sistema inmunológico se vea beneficiado por químicos naturales que te ayudarán a sobrevivir en crisis virales.

Si quieren leer más a detalle este interesante artículo, vayan a Big Think en estos momentos.