Sign in / Join

Motorola One Action, de lo mejor de la marca en mucho tiempo

Motorola es uno de esos grandes fabricantes que tiene tan bien posicionada su marca, sobre todo en países como México, que en años recientes consideramos habían dejado de ofrecer añadidos realmente interesantes a sus teléfonos, sobre todo tomando em cuenta los precios fijos en los que eran lanzados. Con el nacimiento de la familia “Motorola One” esto parece haber cambiado, gracias al mercado al que se dirigen con ellos. ¿Será el Motorola One Action el soplo de aire fresco que necesitábamos ver? Yo creo que sí.

Luego de varias semanas de estar probando el terminal, puedo hablarles de la experiencia que como usuario he tenido con él, y sin ningún temor a equivocarme les puedo asegurar que el Motorola One Action es uno de los mejores dispositivos que han lanzado los Californianos en un buen rato. ¿Qué tiene de especial? Poco a poco se los iré desmenuzando para que entiendan mejor mi sentir.

Primero que nada, el Motorola One Action cuenta con un diseño bastante atractivo, dejando de lado que sus materiales no son tan premium como hubiera deseado. Lo que es importante recalcar es que al tacto y a la vista, este smartphone luce a la altura de sus rivales más cercanos y sobre todo, se asemeja mucho a la línea dictada por su hermano “mayor”, el Motorola One Vision. Su parte trasera, que solamente resalta por su lector de huellas físico, con la característica “M” cortesía de la casa, es limpio y elegante, sobre todo en el color blanco que es el que tengo yo. De igual forma, los acentos en color plateado le añaden una peculiar y muy adecuada vista que lo hace todavía más atractivo.

En su frontal, este equipo cuenta con un display tecnología IPS LCD, de 6.3″ que hereda la famosa perforación de la cámara frontal, ubicada en el sector superior izquierdo, y aunque al inicio es un tanto complicado acostumbrarse a ella, luego de un rato de uso quedará totalmente imperceptible ante tu vista. Los marcos, aunque no están tan bien aprovechados, no se ven mal, pero ya que están adaptando ciertas tendencias también me hubiese encantado que trabajaran un poco más en el refinamiento de temas como este.

Las entrañas del Motorola One Action reflejan en el papel, un terminal con la potencia suficiente para realizar la mayor parte de tareas: Exynos 9609, cortesía de Samsung, 4GB de RAM, la GPU Mali-G72 MP3, almacenamiento de 128 GB de alta velocidad y todo esto endulzado por Android 9.0. Al trasladarlo al uso diario, este teléfono cumple con creces, enfatizando sobre todo la capa tan ligera de personalización que aportan a Android, solamente añadiendo características muy solicitadas como las llamadas “Moto Actions”; por cierto, yo nunca me he terminado de acostumbrar a ellas, pero conozco personas que las tienen ya muy bien ensayadas.

En este tiempo pude utilizar el Motorola One Action para realizar muchas actividades propias de mi trabajo. Inclusive he tenido la oportunidad de realizar redacción de notas en WordPress, trasladarme entre redes sociales para la publicación de contenido, copiado de enlaces de YouTube y anotaciones en Evernote, todo ello al mismo tiempo y sin sufrir de alentamientos visibles, con la potencia necesaria para efectuarlos sin complicaciones, pero un tanto más ajustado al realizar edición de video, fotografía o gaming.

Entre los juegos que tengo descargados en el Motorola One Action están Asphalt 9, The Elder Scrolls Blades, Mario Kart Tour, Free Fire, Fortnite, PUBG Mobile y Jetpack Joyride. En su mayoría corren adecuadamente, aunque los más exigentes suelen tener por default la configuración media de gráficos, sin la posibilidad de añadir características extra como sombras o HDR. Eso sí, me sorprendió lo poco que el terminal se calienta al jugar, lo que provoca que la batería de 3,500 MAh te dure un poco más.

La cámara del Motorola One Action es su añadido más importante, ya que a pesar de que Moto optó por un sensor de triple cámara, aquí encontramos uno de ellos dedicado totalmente al video y del que se toma directamente el nombre, ya que hace las funciones de una cámara de acción (valga la redundancia) como las GoPro. Este tiene un ángulo de visión más amplio y estabilización digital que a pesar de no ser la mejor del mercado, le hace un gran favor a todas las tomas que realices con ella. Otro añadido importante y curioso es que al usarlo, podrás sostener el teléfono de manera vertical y tu captura se encontrará en modo horizontal, además los micrófonos son muy buenos y aún en ambientes de mucho ruido, logra captar las voces adecuadas en entrevistas o diálogos de lo que estás enfocando. El único punto negativo de esto es que ese gran angular no sirve para fotografías.

En conclusión, el Motorola One Action es un teléfono muy bueno en todos los aspectos. Su diseño vanguardista y elegante, que sigue las líneas de la familia creada por Motorola, es un verdadero placer en distintos apartados como el rendimiento, productividad y sobre todo grabación de video. Aunque no seas un intrépido ciclista, el sensor Action ayuda a lograr tomas increíbles y con un look distinto, además de que sus micrófonos integrados suelen captar eficientemente las voces, eliminando el ruido excesivo. Sin temor a equivocarme, es uno de los mejores teléfonos de Moto y una muestra de que la compañía sigue buscando mantener el liderato en países como el nuestro.

Reseña | Motorola One Action
8.5

Leave a reply