La historia de OPPO en nuestro país ha tenido ciertos contrastes que la colocan como una marca que ciertos fanáticos de la tecnología reconocen, ya que hace algunos ayeres, su distribución se llevaba a cabo por medio de terceros, sin obtener el éxito adecuado. Luego se algunos años de crecimiento en el ramo tecnológico, los chinos han decidido aventurarse oficialmente en México y traer de lleno su marca, teléfonos y todo el ecosistema que los compone por medio de una apuesta interesante como lo es el OPPO A9 2020. ¿Podrán competir ante los actuales líderes del segmento móvil?

Diseño “premium” para los más exigentes

Lo primero que seguramente notarás al sacar tu OPPO A9 de su caja, es el diseño que los chinos le han otorgado, convirtiéndolo en una de las opciones más atractivas en este segmento de precio, con un color verde zafiro (para nuestro caso) y acabado 2.5D que tiende a las tonalidades tornasol, dependiendo del reflejo de la luz y que a su vez resulta bastante cómodo para su uso constante. Todo ello sería ideal, de no ser porque en cuestión de materiales se ha decidido por la utilización de plástico en la parte trasera y también en sus laterales.

Lo que sí he de decir es que, desde mi primera impresión, este teléfono me pareció muy bonito a la vista, bastante cómodo para mis manos y por supuesto, ligero, con unos 195 gramos que perfectamente se justifican al portar batería de 5,000 MAh. Aunque sí, su competencia suele hacer dispositivos más ligeros, acostumbrarse a este rango de peso no es tan complicado, teniendo en cuenta la tendencia actual de la industria.

Su frontal, a pesar de no tener el diseño más futurista ni los marcos más reducidos del mercado, apuesta por unos trazos más “clásicos”, retomando el siempre confiable notch en forma de gota en vez de perforación  deken pantalla, cosa que algunos a agradará y otros preferirán evitar, sin embargo a mi me pareció adecuado.

Pantalla HD, que cumple, pero no deslum

El frontal del OPPO A9 2020, porta un panel con tecnología IPS LCD de 6.5″ con capacidad de mostrar hasta 16 millones de colores en distintas tonalidades que van de lo más intenso a lo más suave, y un apartado de brillo que está un poco por encima del promedio tanto en el más bajo para entornos oscuros, como el más alto para lugares con mucha luz, sin embargo su mayor “deficiencia” se encuentra en la resolución que tiene, únicamente alcanzando los 720P.

Si bien, esto último puede verse como una ventaja al ayudar de lleno a la autonomía y consiguiendo varias horas más de pantalla encendida que sus rivales directos y que prácticamente todos los contenidos lucen bastante bien, para un terminal que ostenta la bandera de “Versión 2020”, no debería siquiera considerar una resolución tan baja para los estándares actuales. Y es que el simple hecho de toparnos con esta estadística podría alejar a varios compradores potenciales, simplemente por no satisfacer su necesidad de querer lo mejor a un costo que, al menos en nuestro país, ya se torna un tanto complejo para la mayoría de bolsillos.

Desempeño destacable para el gaming y la vida diaria 

El que seguramente se convertirá en el pilar más importante de este terminal es realmente satisfactorio, a pesar de que en el papel, su procesador Qualcomm Snapdragon 665 ya ha quedado un tanto relegado, los 8GB de RAM y su GPU Adreno 610, en combinación nos ofrecen un producto que al menos en mi caso, me ha servido bastante en la vida diaria y sobre todo, el gaming, que en estos días de cuarentena es fundamental. Por cierto, quédense en casa, por favor.

Cabe destacar que para realizar el apropiado análisis del dispositivo me hice de los juegos más demandantes de la actualidad en el terreno de los móviles y créanme que le di bastante caña a títulos como Fortnite, Call of Duty Mobile, Asphalt 9: Legends, Real Racing 2, NOVA 3, Lineage II: Revolution, The Elder Scrolls: Blades y otros un tanto más sencillos como Jetpack Joyride, Ninja Fruit, Cut the Rope y Free Fire; todos ellos con resultados bastante buenos que me han dejado con un sabor de boca interesante.

Eso sí, es evidente que en el caso de los “AAA”, correr sus gráficos en la máxima calidad, con las texturas y animaciones más fluidas es prácticamente imposible, pero por si se lo preguntaban, sí me fue posible activar el modo de alto rendimiento en Call of Duty, aunque se notaba claramente que al Oppo le costaba mucho trabajo desplegar tanta potencia y decidí volver a ajustarlo en la media.

En cuestión de productividad, la multitarea resulta bastante efectiva y ágil, ya que el intercambio entre distintas aplicaciones es sencillo y no sueles perder avances con cierres inesperados ni nada por el estilo. También realicé algunas ediciones de fotografía en Lightroom, y en todos los casos, el procesado tardaba más que unos cuántos segundos.

Multimedia para todos

Con una pantalla de buen tamaño y la potencia suficiente para correr prácticamente cualquier aplicación, toca turno de hablar del apartado multimedia del OPPO A9 2020, que por cierto me ha dejado un tanto impresionado, sobre todo por los agregados de software que tiene la capa de personalización propia de los chinos, llamada Oxygen OS, que aunque desafortunadamente se queda en Android 9, nos facilita ciertas labores relacionadas con este tópico.

Al ver Netflix, HBO Go o YouTube, y también al jugar, este terminal suele desplegar distintas animaciones propias que, de cierta manera, ayudan a ordenar cada una de las tareas que buscamos realizar. Sí, fue bastante satisfactorio estar en mi cuarto encerrado durante varias horas terminando de ver Kimetsu No Yaiba en Crunchyroll y llorando con Milagro en la Celda 7 de Netflix, gracias al sonido Dolby True Surround y los altavoces estéreo del smartphone. Creo que nadie quedará decepcionado con ello.

Cámara de 48 MPX para fotos y videos muy destacables

Para mi fortuna, antes de tener que aislarme en mi departamento tuve oportunidad de poner a prueba la cámara del OPPO A9 2020 en eventos como el Vive Latino y el Hell And Heaven, destacando su trabajo en entornos bien iluminados, el recorte que realiza para su modo retrato y hasta las tomas nocturnas en difíciles situaciones con, inclusive, lluvia.

Les dejo unos ejemplos debajo:

Conclusiones

El OPPO A9 2020 es un teléfono bastante cumplidor en prácticamente todos sus apartados; su diseño es bonito, elegante y moderno sin exagerar, y en apartados de rendimiento o multimedia suele realizar cada tarea efectivamente, además su batería es impresionante y su sonido DTS es de los mejores en la gama media, sin embargo, considero que el precio en el que aterriza en el mercado mexicano es un tanto elevado y podría provocar que ciertos compradores potenciales se inclinen ante otras propuestas que se encuentran actualmente en el mercado mexicano.

Análisis | Oppo A9 (2020)
En conclusión:
El Oppo A9 (2020) es un teléfono cumplidor en casi todos los aspectos, sin embargo, su costo en nuestro país es un poco más elevado de lo que hubiéramos esperado.
8