Las compras en línea se han convertido en una fuente de felicidad en estos días de pandemia, sin embargo no todas las historias terminan bien para algunos incautos que terminan recibiendo otros artículos aún pidiendo en tiendas oficiales, como lo es SEARS.

Hace un par de días, el usuario de Twitter Salvador Gómez (@chapatoi) se dio cuenta de que el paquete que tanto estaba esperando y que él creía sería el más reciente iPhone SE, finalmente se convertiría en una de las más grandes decepciones que habría de afrontar en la vida ya que dentro de la caja marcada y sellada por la tienda de Carlos Slim, únicamente le metieron un boing de guayaba. Y vamos, el boing de guayaba no es malo, pero tampoco vamos a negar que ustedes se hubieran puesto tristes también.

Tras hacerse viral este caso en redes sociales, Salvador por fin obtuvo una respuesta y contacto de la tienda vendedora el día de ayer:

¿Lo peor del caso? Muchos otros usuarios se han manifestado, mencionando que ellos han sufrido de casos similares, obteniendo productos que no desean y por supuesto, respuestas ausentes por parte de Sears

¿Lo bueno de esto? Al buen @chapatoi ya le fue entregado el iPhone SE que compró y además el vendedor le ofreció un bono adicional por hacerlo pasar corajes y sinsabores.

¿A ustedes les ha pasado algo similar? Dejen sus comentarios.