Sign in / Join

Reseña | Gears 5

8.5

Una de las sagas más queridas por los fanáticos de los videojuegos ha regresado a nuestras consolas Xbox One, y PC. La aclamada franquicia protagonizada en un inicio por Marcus Fenix y el Escuadrón Delta, nos dio una de las trilogías más respetadas por quienes tuvimos oportunidad de ponerle las manos encima, dotando un género que en ese entonces parecía acabado al implementar una fórmula compuesta de “pasillos” llenos de acción, que posteriormente otros títulos buscarían emular. Hoy, con nuevos protagonistas y una historia que al menos en su cuarta entrega, no terminó de convencer, por fin estamos a unos días del lanzamiento oficial del Gears 5.

Con un interesante cambio de nombre, que elimina el Gears of War para dejarlo simplemente en Gears, The Coalition de la mano de Rod Fergusson nos entrega una de las entregas más épicas dentro de la ya mencionada serie, retomando elementos clásicos que todos conocemos, y agregando un par de mecánicas para darle más variedad. Así pues, Gears 5 retoma los hechos que vimos en la anterior aventura de JD Fenix – Hijo de Marcus Fenix – y sus amigos, quienes por cierto se encargaron de desenmascarar al “enjambre” y se reencontraron una vez más con sus viejos enemigos de guerra: los Locust.

En esta quinta entrega, la estafeta protagónica cambia hacia Kait Díaz, una Outsider que terminó por unirse a la CGO tras la Guerra del Enjambre, y que ahora parece estar sufriendo de dolores de cabeza bastante recurrentes. Escondiendo el verdadero malestar que le aqueja, esta bella pero ruda protagonista parece tener visiones que no le dejan estar en paz; un amuleto que posee y la fiereza de querer descubrir la verdad sobre sus orígenes son los principales estandartes de Gears 5, que por cierto de paso también explica a los fanáticos un par de incógnitas que seguramente han venido arrastrando durante años.

La campaña, dividida en 4 actos principales, en su primera instancia nos reconecta con JD Fenix para el primer asalto que resulta en una traumática experiencia que preferimos no arruinarles, ya que define de muchas maneras el camino que recorreremos a lo largo de toda la travesía. Tras finalizar con ello, tomaremos control de la ya mencionada Kait para visitar distintos lugares del planeta Sera, que inclusive nos harán entender por qué el arte principal de la secuela pone tanto énfasis en la nieve, o agua congelada. También estaremos en desiertos, cavernas muy oscuras, edificios destruidos, instalaciones abandonadas, bases Locust antiguas, y ciudades con toques góticos como en sus predecesores. Todos con ellos con su distintivo elemento y complicación, para darnos más o menos 12 horas de increíble duración, que a pesar de sus altibajos, consigue colocarse a la altura de la trilogía original de Gears of War.

Sin duda alguna, en cada uno de los capítulos en los que se encuentra dividida la campaña principal, encontraremos diferencias no tan marcadas que en ocasiones se tornan repetitivas. La vieja fórmula de enfrentar hordas y hordas de enemigos furiosos, con toda la disposición de deshacerte si es que pueden, encuentra variables interesantes como la búsqueda de coleccionables (son muchos), así como de electro-partes para ayudar a mejorar las habilidades de nuestro compañero robótico llamado Jack, una parte fundamental de este videojuego que te provee de escudos temporales, recuperación de vida instantánea, hackeo a enemigos perturbados por el enjambre, bombas eléctricas y un sinnúmero de escapes por medio del acceso a computadores, puertas y conductos angostos. A pesar de que al inicio es posible que no uses demasiado sus habilidades, en las etapas medias y avanzadas de Gears 5 terminarás por enamorarte de todo lo que puede hacer; además, las variables que tiene te ayudan a encontrar un estilo propio.

Donde sí nos hubiera encantado que The Coalition pusiera un poco más de empeño es en la inteligencia artificial – en general – del juego, ya que los primeros niveles en su dificultad intermedia son sencillos sin dudar, y en los que nos topamos con otro tipo de criaturas, como jefes finales más complejos, en ocasiones nos veremos forzados a repetir la misión debido a que tu compañero controlado por “la máquina” simplemente decide morir, no disparar o quedarse viéndote mientras te desangras; si tienes un o dos amigos para pasarte la historia, te recomendamos invitarlos a hacerlo, ya que de lo contrario sufrirás de varias frustraciones. También me topé con un par de bugs en los que – por ejemplo – no avanzaba el objetivo aún después de haber completado la tarea asignada y me veía forzado a reiniciar desde el último punto de control. Espero que para el momento de su lanzamiento en todo el mundo ya se haya corregido la situación.

En el apartado audiovisual, Gears 5 vuelve a estar en lo más alto al hacernos vivir frenéticas escenas de corte Hollywoodense donde destacan explosiones, partículas, humo, chispas y sangre, MUCHA sangre. Cada uno de los escenarios que visitamos están perfectamente definidos por características que los hacen únicos y aunque en esta ocasión tendremos un poco más de libertad de desplazamiento y decisión del orden de cada misión, gracias al llamado “Esquife” (que deberán descubrir ustedes mismos), los entornos encerrados siguen siendo su principal elemento. Eso sí, los reflejos, luces, sombras y hasta charcos de agua son extremadamente vistosos y el motor gráfico utilizado te dejará contemplando tu alrededor por bastante tiempo, sobre todo si tienes una Xbox One X y la debida pantalla 4K requerida.

Las voces latinas del título han cambiado para algunos personajes importantes como Augustus “El Tren” Cole, sin embargo hay otras como el gran Sebastián Llapur que se mantienen para seguir exclamando su ya famoso “mierda”. Las explosiones, expresiones de los Locust, sonido de destazamiento y la sangre cayendo al piso y cada rincón de Gears 5 suenan más que bien; eso sí, he de decir que yo preferí jugarlo en inglés, ya que soy más partidario del idioma original.

Multijugador

El multijugador de Gears 5 es una parte importante y en esta ocasión sus desarrolladores se han preocupado por fortalecerlo, para bien. Cada uno de los modos está muy bien balanceado, se siente fluido y las armas utilizadas en esta ocasión ya no están “rotas”. A pesar de ello, estamos seguros que los parches de balanceo serán bastante comunes al comenzar a ser mejor explotados por los jugadores profesionales. Cabe destacar que no tuve tanta oportunidad de jugar en línea, ya que al momento de redactar esto, el juego no ha salido de manera oficial (¡Gracias Xbox México, por el apoyo!) y aún era complicado encontrar jugadores. Eso sí, le puse una mano a Sarah Connor y su metralleta para eliminar algunos de los Locust y subir de nivel.

Como seguramente ya sabían, Gears 5 cuenta con los modos: Enfrentamiento, Horda y Escape de los que hablaré un poco a continuación.

Enfrentamiento

El modo clásico de Gears of War; una contienda entre dos equipos que se disputan la gloria en distintas modalidades, como captura de la zona, y eliminación. En todo el campo de batalla podrás encontrarte también con nuevas armas para usar, escondites para no ser abatido y por supuesto, mucha sangre. Cada uno de los personajes que utilizas tienen una arma diferencial con la que inician la partida, y existen añadidos como el Terminator Endoskeleton T-800, Sarah Connor, los Spartans de Halo Reach, Kate y Emile, y el recientemente anunciado, Batista.

Horda

En compañía de tus amigos deberás enfrentarte con oleadas infinitas de enemigos, que irán ascendiendo desde lo más sencillo y de risa, hasta los jefes más atemorizantes que aparecen en la campaña principal. Esperamos te la hayas terminado sin ningún tipo de estrés, ya que esta solo fue un entrenamiento sencillo para lo que viene.

Escape

Escape es el nuevo añadido en Gears 5, con tintes parecidos a horda, pero con una mini-historia a la Call of Duty: Zombies. Tu misión será sobrevivir, cumplir objetivos en cooperativo y seguir adelante hasta – valga la redundancia – escapar.

En conclusión, Gears 5 es un título que se pone bastante a la altura de la trilogía original de la franquicia, con un modo campaña satisfactorio, con momentos graciosos, tristes y frenéticos, pero que sin embargo se ve opacado por problemas como bugs y una deficiente Inteligencia Artificial que en ocasiones te hará querer aventar el control a tu TV. El modo multijugador en esta ocasión ha sido perfectamente balanceado, como todo debe estar, y además añade novedades como “Escape”, en donde sin duda alguna pasarás un montón de horas. El final de la aventura también resulta un tanto “seco”, pero se compensa con momentos épicos vividos justo unos minutos antes. Un título de acción que debes probar así hayas dejado de seguir esta serie, o si simplemente quieres un muy buen juego de acción y disparos.

Reseña | Gears 5
Conclusión
Gears 5 es un juego a la altura de la trilogía original, que sin embargo sufre de problemas como la inteligencia artificial de tus compañeros, y algunos bugs. Sin embargo el entretenido modo multijugador y cooperativo hacen de esta secuela un título que debes probar, seas o no fanático de las aventuras iniciadas por Marcus Fenix.
8.5

Leave a reply