Más allá del éxito que ha conseguido Huawei con su más reciente gama de terminales móviles – de los cuáles seguramente ya has escuchado un montón de maravillas -, la compañía china parece no estar conforme con la idea de dormirse en sus laureles y en los últimos meses también han fortalecido en demasía su catálogo de tablets y laptops. Motivo de ello, hace pocos días se dio a conocer la sorpresiva noticia de que en distribuidores selectos podríamos encontrar la Huawei Matepad 10.4, versión económica de la aclamada Matepad Pro. Hoy, después de haberla probado por más de una semana te contamos lo que nos pareció.

La Huawei Matepad 10.4 es un dispositivo, que como su nombre indica, viene con una pantalla de 10.4″ con tecnología IPS LCD de 16 millones de colores y una resolución de 1200 x 2000 pixels en formato 5:3. Su construcción está basada primariamente en aluminio, tanto en sus marcos laterales como en su trasera, convirtiéndola en un gadget bastante elegante y ligero que al menos en primera instancia resulta súper atractivo y presumible, aunque al ser analizado detenidamente, posee unas líneas demasiado apegadas a las de su hermano mayor e inclusive es bastante sencillo confundirlas.

Claro que esto no demerita para nada el excelente trabajo que los chinos pusieron en la fabricación de la Huawei Matepad 10.4, ya que tenerla entre nuestras manos es bastante satisfactorio y para su utilización en labores cotidianas, realmente nos ha sorprendido bastante durante el tiempo que la hemos tenido en nuestro poder. Y es que que la posibilidad llevar a cabo algunas funciones importantes en épocas de contingencia como la que vivimos actualmente es un factor realmente importante, así que las características multimedia con las que contamos resultan realmente buenas y convincentes para hacernos de un terminal de estas características, aún cuando pareciera que en pleno 2020 han quedado totalmente relegadas por la moda creciente de los Phablets y la estandarización del formato 19:9 o inclusive hasta 21:9.

En sus entrañas, la Huawei Matepad 10.4 cuenta con un procesador Kirin 810 cortesía de la casa, que en conjunto con su GPU Mali G52, 4GB de RAM y 64 GB de almacenamiento la convierten en un verdadero monstruo capaz de correr las aplicaciones más actuales e inclusive otorgándonos la posibilidad de ejecutar aplicaciones o benchmarks que aún en smartphones recientes – como la algunos gama media de la competencia – suelen tener fallas provocadas por la naturaleza de su funcionamiento. No obstante, la labor que realiza internamente la tablet que se ve fortalecida por Android 10 (Con EMUI 10.1) regularmente nos deja complacidos y sin queja.

Por otro lado, el rendimiento general al realizar pruebas intensivas con esta Huawei Matepad 10.4 han sido efectivas, casi todas, pero sí que hemos notado cierto lag, sobretodo al pasar de apps pesadas o juegos de alta calidad como Call of Duty Mobile o Asphalt 9 (corriendo en calidad alta de gráficos), sin embargo el procesamiento de información es mucho mejor que en otras marcas y eso se nota. Nuevamente, Huawei ha puesto el suficiente cariño para otorgarnos un gadget funcional que hemos puesto a prueba con WordPress, la paquetería de Office 365, Evernote, Dropbox, y se ha convertido en un elemento fundamental para la elaboración de contenido en nuestro sitio web. Otras como Netflix, YouTube y Twitch son aún más disfrutables con este tamaño de pantalla.

Quizá uno de los mayores aciertos con el que nos topamos es que la tablet añade una batería de 7,250 mAh que es simplemente sorprendente. El día en que mayor uso intentamos darle nos encontramos con más de 12 horas de funcionamiento total, incluyendo edición de fotos y videos, además el hecho de que su procesador permita la inclusión de tecnología de carga rápida se agradece y demasiado. En una ocasión, sin afán de mentirles, me encontraba viendo streams en Twitch y para mi sorpresa, luego de unas horas el porcentaje únicamente había bajado 7%

Otro punto a favor de la Huawei Matepad 10.4 es su sonido ya que es bastante alto y cuenta con certificación de Harman Kardon por lo que además es de altísima calidad y los colores en el display también son adecuados y naturales; la interpretación de cada uno de ellos es suficiente y los ángulos de visión, a pesar de no ser los mejores del mercado, regularmente cumplirán con su labor tomando en cuenta la colocación regular que una tableta suele tener.

Una de las debilidades que tiene esta tablet son sus cámaras, y es que los sensores (trasera de 8MPX y frontal también de 8MPX) solo son útiles en caso de emergencia, ya que, como podrán esperar sus resultados no son ni por mucho los mejores del mercado actual. Además, ¿quién toma fotos y video con uno de estos enormes dispositivos en pleno 2020? Es absurdo. ¡No lo hagan! Pero si lo necesitan verdaderamente, sepan que con la Huawei Matepad 10.4 encontrarán un respaldo bueno – a secas – de momentos que urgen capturarse. Sólo eso.

Compatibilidad con el M-Pencil

A pesar de que la Huawei Matepad 10.4 es totalmente compatible con el M-Pencil de la marca, es importante recalcar que al momento de realizar esta reseña no te tenido oportunidad de probarlo como se debe, ya que aparentemente es necesaria una base adicional que sincronice y cargue este accesorio. En cuanto pueda echarle una mano, actualizaré este apartado con todos los detalles que seguramente querrán saber.

En conclusión, la Huawei Matepad 10.4 es una tablet que en términos generales, cumple con su trabajo y además te ofrece un extra basado en sus características físicas y de software que convierten la experiencia multi-tarea en un verdadero deleite. Sus funciones de productividad, entretenimiento y sobre todo alto rendimiento la convierten en una gran opción para quienes buscan una alternativa más barata que su hermano mayor, la Huawei Matepad Pro o inclusive las más recientes iPad de Apple.