Reseña | Space Jam: A New Legacy

Hablemos de todo lo que está mal con esta secuela de Bugs Bunny y compañía.
Reseña | Space Jam: A New Legacy | DAEMONIACA

Los Looney Tunes están de vuelta para un nuevo duelo de basketball, en esta ocasión al lado de la superestrella de la NBA, LeBron James. 

Space Jam: A New Legacy nos narra como Al G. Rhythm, un algoritmo de Warner que se ha salido de control, secuestra a LeBron y su hijo Dom, llevándolos al vasto mundo virtual de la casa productora y haciéndolos competir en un encuentro de basketball poco tradicional, pues está inspirado en el videojuego que Dom ha desarrollado.

La película llegó a cines con la promesa de ver a Bugs Bunny y compañía repetir la hazaña que en 1996 su antecesora logró al conquistar nuestros corazones. ¿El resultado? Una historia aburrida, sin sentido y carente de corazón.

Hagamos un breve repaso de todo lo que está mal en esta nueva versión.

LeBron James vs Michael Jordan

Quizá para los que saben un poco más de deportes el nombre de LeBron es familiar pues sí, es una de las grandes estrellas actuales en la NBA; calificado como uno de los mejores jugadores de basketball de todos los tiempos. Y ni así logra equiparar, menos superar, el carisma y nombre que Michael Jordan le imprimió a la película de los 90.

¿Por qué? Es muy sencillo. LeBron no es la estrella mundial que Jordan fue y sigue siendo. El nombre de Michael Jordan es conocido en cada rincón de nuestro planeta, es como hablar de Lionel Messi. Quizá no sepas de deportes, pero seguro sabes que Messi es uno de los mejores jugadores de soccer de nuestros tiempos, ¿no?

Reseña | Space Jam: A New Legacy | DAEMONIACA

¿Quiénes son los Looney Tunes?

Quizá la verdadera pregunta aquí sería, ¿a quién está dirigida esta película? ¿es para niños? No. Las generaciones más jóvenes no saben quién es Bugs Bunny, el Pato Lucas, el Demonio de Tazmania, el Gallo Claudio, Sylvestre, Piolín, el Coyote o el Correcaminos. 

No, esta película es para los millennials, todos los que como yo, crecimos viendo la serie animada de los Looney Tunes y para quienes, las situaciones absurdas, descabelladas y quizá hasta violentas que vivían dichos personajes nos divertían (seamos realistas, una serie así no sería vista con buenos ojos en la actualidad).

Tristemente, y es quizá el error más grande que tiene la película, la participación de los Looney Tunes es lo menos relevante. Las secuencias donde aparecen son bastante malas pues les falta la personalidad y humor característico de cada personaje. Vaya, Bugs Bunny no es el que conocemos, los escritores -un equipo de seis- olvidaron darle a cada miembro la esencia que tanto los caracterizaba.

¿A los niños les podría parecer divertida? Lo dudo. Con el poco conocimiento que tienen sobre ellos y lo mal ejecutados que están, Warner desaprovechó una oportunidad de oro para revivir a sus personajes animados más emblemáticos.

Reseña | Space Jam: A New Legacy | DAEMONIACA

La historia es mala

De entrada, tienen al peor villano. Para que una historia tenga equilibrio y nuestros héroes sean lo suficientemente emblemáticos, el villano debe ser aterrador. Y aunque el actor Don Cheadle hace un gran trabajo interpretando a un algoritmo psicópata, el móvil que lo impulsa no tiene ningún sentido ni lógica (secuestrar al protagonista para buscar un reconocimiento que le dan durante el primer tercio de la película). 

La historia no respeta sus propias reglas. Me explico, el duelo de basketball en modo videojuego da puntos por estilo; significa que no sólo se trata de anotar sino de hacer combos para generar cientos de puntos en una sola tirada, pero hacia el final del encuentro LeBron hace un movimiento muy complejo que sólo le da dos puntos. ¿Por?

Niños y no tan niños merecemos un producto de calidad, no un comercial (y es que más que una película se siente un anuncio forzado) lleno de referencias carentes de nostalgia, con cameos que no tienen ninguna otra función que recordarnos todos los títulos y franquicias que puedes encontrar en HBO Max; están ahí y podrían habernos generado un sin fin de emociones, pero no, Warner decidió no hacer nada con ellos excepto hacerlos parecer salidos de una fiesta de disfraces -quizá se gastaron todo el presupuesto en el CGI, lo único bueno que vemos junto con el chiste de Michael B. Jordan-.

Space Jam: A New Legacy termina siendo una película completamente innecesaria, aburrida y nada memorable.

¿Ya la viste? Me encantará leer tus comentarios, sígueme en @lapildorazul para más reseñas y noticias de cine y tv.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Article
Primer tráiler de Jackass por Siempre | DAEMONIACA

Primer tráiler de Jackass por Siempre

Next Article
Xiaomi presenta su nuevo teléfono gamer barato, el POCO F3 GT | DAEMONIACA

Xiaomi presenta su nuevo teléfono gamer barato, el POCO F3 GT

Related Posts