La industria de los videojuegos ha venido cambiando a pasos agigantados desde hace algunos años, la creación de contenido y otros factores como el gusto por los Battle Royale, han convertido a este segmento del entretenimiento en una vertiente multifuncional de títulos llenos de cliché y otros elementos probados, para funcionar ante un nicho de jugadores con perfiles bastante probados. No obstante, existen estudios que buscan preservar clásicos, por medio de aventuras elaboradas para quienes vivimos por el reto, y hoy justamente les hablaremos de Spelunky 2.

Spelunky 2 es la secuela de uno de los títulos indie más aclamados por allá del año 2012, conquistando primero el terreno de Windows PC y eventualmente siendo también desarrollado para otras plataformas como el Xbox 360, PS3 y PS Vita. El objetivo en este juego era bastante simple: recorrer niveles intrincados en plataformas, donde al encarnar a un espeleólogo había que recolectar tesoros, esquivar amenazas y rescatar damiselas en peligro.

Continuando con esta premisa, Spelunky 2 nos introduce de manera rápida en una continuación que en esta ocasión ha sido desarrollada como exclusiva de PS4 y PC – aunque en la consola de Sony fue lanzado hace ya un par de semanas- y bajo la dirección del desarrollador Derek Yu, añade nuevas dinámicas y gráficos encantadoramente mejorados para, en conjunto, ofrecernos uno de los videojuegos más difíciles que he tenido oportunidad de probar en los últimos años.

Spelunky 2 sigue la trama de su primera entrega, dejando un poco de lado al personaje principal que conocimos hace 7 años y dando protagonismo a su hija, Ana Spelunky, quien decidida por encontrar a sus padres emprende un viaje hacia la luna intentando sacarlos de la caverna en la que han quedado encerrados. Aunque parece sencillo, el argumento de esta entrega también resulta lo suficientemente entretenido para mantenerte pegado al control durante todas las frustrantes horas que pasarás frente a tu televisor.

Quizá el elemento más complejo de la secuela es su elevada dificultad, misma que podría hacerte querer dejarlo de lado en sus primeros minutos. Sin afán de mentirte, el mismo tutorial me costó un poco de trabajo y desde ese momento supe que que quería saber cómo es que Derek Yu y su equipo de trabajo me harían la vida de cuadritos. Comprender el diseño de cada escenario, estudiar los patrones de cada enemigo presente y preservar nuestros elementos como cuerdas y bombas para progresar se convierten en base fundamental del título y a pesar del enorme reto que nos pone frente a la cara, también nos apremia satisfactoriamente al superar obstáculos que parecen imposibles de lograr. Encontrar atajos y descubrir salidas secretas te tomará horas y justo como en la primera parte, esta será tu mejor indicio de progreso a lo largo del juego.

Quizá el elemento más complejo de la secuela es su elevada dificultad, misma que podría hacerte querer dejarlo de lado en sus primeros minutos. Sin afán de mentirte, el mismo tutorial me costó un poco de trabajo y desde ese momento supe que que quería saber cómo es que Derek Yu y su equipo de trabajo me harían la vida de cuadritos. Comprender el diseño de cada escenario, estudiar los patrones de cada enemigo presente y preservar nuestros elementos como cuerdas y bombas para progresar se convierten en base fundamental del título y a pesar del enorme reto que nos pone frente a la cara, también nos apremia satisfactoriamente al superar obstáculos que parecen imposibles de lograr. Encontrar atajos y descubrir salidas secretas te tomará horas y justo como en la primera parte, esta será tu mejor indicio de progreso a lo largo del juego.

A manera artística, Spelunky 2 es uno de los videojuegos más bonitos que existen, con sprites elaborados prácticamente a mano que a pesar de ser continuistas y muy parecidos a los de su antecesor, aprovecha de buena manera las características de la generación para actual para aderezar su entorno con animaciones fluidas, efectos vistosos, explosiones y personajes que se desbloquean conforme avanzas, con distintos elementos visuales. Las cavernas, entornos más “abiertos” y hasta el cambio de climas está muy bien representado en un mundo 2D que te dejará maravillado, sobre todo al jugar en una pantalla 4K con HDR.

En conclusión, Spelunky 2 es una increíble secuela que, de manera continuista, añade un épico y retador capítulo a la saga indie que a tantos gamers ha conquistado desde su lanzamiento original en Windows PC. Las mecánicas jugables, escenarios bien trabajados, personajes e historia entrañable y muchas horas para deleite de los perfeccionistas lo colocan entre los mejores títulos del 2020 y un producto audiovisual completo, que hace que haya valido la espera.

Reseña Spelunky 2
Un plataformero como pocos
La secuela a Spelunky continúa, corrige y añade elementos, de la mano de Derek Yu. Un título extremadamente difícil que te provocará una satisfacción inmensa si lo consigues superar.
90
Lo bueno
Personajes entrañables
– Diseño de niveles
– Trabajo de arte
– Su dificultad
lo malo
Podría espantar a algunos por su dificultad
90

Increíble