Supermassive Games durante varios años ha intentando enfocar sus esfuerzos en la producción de grandes historias interactivas, partiendo desde la base que ellos mismos crearon con Until Dawn, centrando sus pilares jugables en el terror y lo que ellos han llamado “efecto mariposa”. La manera en que esta compañía ha presentado sus más recientes videojuegos, sin embargo, se había sentido un tanto forzada en esta trilogía titulada ‘The Dark Pictures Anthology’ iniciada con Man of Medan y hoy ya hemos tenido oportunidad de probar su “secuela” espiritual que lleva por título ‘Little Hope’.

The Dark Pictures Anthology: Little Hope es un título de entorno cerrado, donde la acción se centra en intercambiar y conocer a nuestros personajes, mientras vamos tomando decisiones diferentes que – por muy pequeñas que sean – van cambiando el rumbo de nuestro destino. La importancia de poner atención a los diálogos y centrarse en la acción dirigida, con cinemáticas muy bien elaboradas y una historia por demás interesante que te mantendrá al filo del asiento durante 5 o 6 horas, dependiendo de cuánta atención quieras prestar a los detalles.

Sin afán de spoilearles la historia, Little Hope destaca de su antecesor gracias a un mejor ritmo en la trama que desde su inicio comienza a sorprendernos con hechos inesperados que – verdaderamente – te harán sentir culpable por lo que acabas de decir o lo que intentaste hacer anteriormente, mostrando hechos del pasado que influyen fuertemente en el presente y en cómo este se presenta durante tu estancia en este pueblo fantasma.

TE PUEDE INTERESAR:  Dragon Ball Xenoverse 2, el poder del tiempo

Por otro lado, Supermassive Games se ha preocupado por mejorar uno de los puntos débiles que suelen tener y han añadido muchos elementos que te harán volver a jugar la historia, simplemente por el hecho de saber qué es lo que pasa o simplemente encontrar todos los secretos y coleccionables distribuidos en todos los sombríos escenarios que visitarás. De igual forma las lecciones que esta historia te deja, bastante aplicables a nuestro entorno real, fortalecen un final que al menos a mí me ha dejado con muy buen sabor de boca y que enseguida me puse manos a la obra para saber cuáles son los demás.

A pesar de que el gameplay de Little Hope es muy parecido al de los pasados juegos de esta compañía, y que los momentos de acción están concentrados solo a escenas específicas, mientras que la mayor parte del tiempo deberás explorar y caminar por el entorno para poder avanzar, la música y la forma en que han diseñado la atmósfera tétrica del título hacen un muy buen trabajo para funcionar en conjunto. Los QTE (Quick Time Events) están bien equilibrados y los tiempos para apretar botones, jalar palancas o presionar gatillos está mejor balanceado que nunca, dando tiempo de reaccionar adecuadamente o inclusive fallar si no aciertas con el timing.

Las actuaciones y protagonistas reales, encabezados por Will Poulter (Las Crónicas de Narnia | Maze Runner) están bien dirigidas y logran aportar una personalidad distinta a cada uno de los 5 protagonistas y algunos otros personajes que veremos dentro de la historia, y que por obvias razones no vamos a mencionar. Gráficamente el juego es excelente y hace uso de las capacidades HDR de las televisiones para desplegar escenarios escalofriantes que en ocasiones recuerdan a Silent Hill. La música orquestal también añade muchos puntos a cada momento de tensión y en ocasiones hasta me recordó a God of War por lo épica que suena.

TE PUEDE INTERESAR:  Jump Force contará con edición especial

En conclusión, The Dark Pictures Anthology: Little Hope es una gran historia interactiva que te mantiene al filo del asiento con sustos bastante bien calculados, pero que como buena “película de terror” tampoco se logra escapar de los clichés acostumbrados del género. De igual forma, algunos bugs que me tocaron arruinaron un tanto mi experiencia y he de decir que los tiempos de carga suelen ser poquito largos, sin embargo nada de esto opaca el gran trabajo de Supermassive Games al desarrollar un juego entretenido y bien realizado, que consideramos de los mejores en su historia, luego de Until Dawn. La cantidad de decisiones y posibilidades que tenemos para volver a jugarlo lo convierten en una experiencia que debes vivir, sobre todo en estos tiempos de Halloween.