En los esfuerzos por contener la enfermedad que ha cobrado la vida de cientos de miles de personas a nivel mundial y continúa en aumento en varios países, algunas naciones siguen en la búsqueda de una vacuna que logre hacer frente y suprima la patología causada por el virus.

Tal es el caso de Rusia, territorio que pretende ser el primero en el mundo en la aprobación de un medicamento contra la enfermedad, misma que se tiene contemplada entre el 10 a 12 de agosto y administrada al personal del sector salud para el 15 del mismo mes.

La vacuna basada en adenovirus ha sido desarrollada en el Instituto Gamaleya, Moscú, la cual se menciona comenzó ensayos en humanos este mes y se espera realizar otros más a gran escala en agosto.

Según información proporcionada a Reuters, el Ministerio de Defensa de Rusia declaró que el medicamento fue probado con soldados de la nación a manera voluntaria.

Alexander Ginsburg, director del proyecto, comentó a CNN que ya se había inyectado la vacuna. Las autoridades rusas dicen que se está acelerando la aprobación de la droga debido a la pandemia mundial y al grave problema de coronavirus de Rusia. 

Sin embargo, aún no se ha publicado ningún dato científico del trabajo realizado por esta nación, por lo que estas declaraciones, si bien no pueden ser rotundamente rechazadas, dejan algunas dudas sobre la veracidad del caso así como su efectividad, pues, aparentemente los ensayos de esta aún siguen en segunda fase, a esperas de ser completada el 3 de agosto e iniciar la fase 3 en paralelo a la vacunación de trabajadores de la salud.

Caso contrario a lo realizado con el apoyo de investigadores del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) y de Moderna, Inc. de Cambridge, Massachusetts, donde el pasado 14 de Julio se presentaron los resultados de la primera fase experimental y publicado en en The New England Journal of Medicine, mismos que resultaron positivos al momento de generar respuesta inmune a los voluntarios del estudio, lo que permitió la continuación de las siguientes etapas, así mismo, la fase 2, que fue el proceso de vacunación típico ya concluyó, dando este lunes el inicio de la fase 3, para verificar su seguridad y eficacia en la prevención de la enfermedad.

Esto no es dar pie a cuestionar si realmente se trata de salvaguardar la vida de las personas o una carrera por el prestigio de ser el o los países que salven al mundo, pero se debe tener en cuenta seguir los lineamientos necesarios para resultados efectivos sin resultados contraproducentes.