DE LA OSCURIDAD QUE LO CARACTERIZABA A LA LUZ CON HUMOR Y MUCHA ACCIÓN, ¡SHAZAM! LA NUEVA PROPUESTA DE DC

Con la sabiduría de Salomón, la fuerza de Hércules, el coraje de Aquiles, el poder de Zeus, la resistencia de Atlas y la velocidad de Mercurio, llega a la pantalla grande uno de los súper héroes más divertidos, ocurrentes, pero también poderosos del universo de DC comics, Al hablar de personajes heroicos siempre llega a la mente una personalidad adulta, madura y segura de sí misma, sin embargo, este no es el caso cuando hablamos de Shazam, pues es ni más ni menos que un niño de 14 años.

Billy Batson (Asher Enjo) es un niño huérfano que pasa por un sinfín de situaciones con el objetivo de encontrar a su madre, de quién se extravió en una feria de Filadelfia y de quién se hará cargo de adoptarlo la familia de Víctor (Cooper Andrews) y Rosa (Marta Milans) Vásquez, compartiendo hogar con Freddy (Jack Dylan Grazer), Mary (Grace Fulton), Eugene (Ian Chen), Darla (Faithe Herman) y Pedro (Jovan Armand), sus nuevos hermanos.

Debido a que en su vida siempre se ha sentido solo, Batson trata de evadir las situaciones que giran en torno a su nueva familia, es frío, malhumorado y rebelde hasta que por alguna razón cambia un poco su parecer al ver vulnerable a su hermanastro Freddy quien es golpeado por dos adolescentes a pesar de ser lisiado, Billy se ve en problemas al atacar a la pareja de “bullys” e intenta escapar de ellos entrando a un “vagón del metro”, la situación se torna un poco extraña cuando las personas a su alrededor desaparecen y las ventanas comienzan a congelarse hasta detenerse en un sitio desconocido, “la roca de la eternidad” lugar resguardado por Shazam, un viejo hechicero que ha combatido por siglos y debe ceder su poder a alguien puro de espíritu para detener a las fuerzas malignas que pueden poner en peligro a la tierra: Los siete pecados del hombre, liberados por el Dr. Thaddeus Sivana (Mark Strong), un elegido anteriormente por Shazam corrompido por estas entidades quien buscará a toda costa obtener el poder del hechicero. Para que este poder sea transferido a Billy inmediatamente, sólo debe decir el nombre del mago, “Shazam” y se convertirá inmediatamente en un adulto (Zachary Levi) con un traje ridículamente espectacular.

Así entonces, comienza una larga travesía llena de comedia y ocurrencias por parte de Batson y su hermano Freddy para descubrir sus habilidades, ¿Recuerdas cuando de niño te imaginabas lo que harías si de pronto estuvieras en el cuerpo de un adulto con súper fuerza, velocidad, capacidad de volar y demás cualidades? Pues precisamente eso está plasmado en esta cinta y es lo que crea un lazo entre el espectador, la niñez, la fase adulta y el madurar mentalmente. Esto seguramente creará un estado emocional en toda generación que se encuentre en la sala, así mismo marcar repetidamente el valor de la familia, la unión y respaldo de cada persona que la integra, reforzado, además, de la época navideña, donde el amor familiar es parte fundamental de esa época.

El filme flaquea en una parte, si bien se menciona que han sido muchos los elegidos por Shazam para transferirle su magia durante muchos años, hace parecer un movimiento desesperado encontrar a Billy Batson para pedirle sea su sucesor y guardián de la roca de la eternidad justo después de que el Dr. Sivana libere a los 7 pecados del hombre y no por realmente ser una persona digna de ese “don”.

La actuación de Zachary Levi como Shazam es espectacular, su sentido del humor, la inocencia plasmada y la espontaneidad de sus reacciones cumplen el cometido de observar con naturalidad que efectivamente es un niño en el cuerpo de un adulto con poderes, además de la perfecta dupla con Jack Dylan Grazer cuyo sentido del humor complementan y aseguran el entretenimiento del espectador sin caer en los típicos chistes absurdos. Además, la interpretación de Faithe Herman, Grace Fulton, Ian Chen y Jovan Armand es grandiosa, se nota la conexión entre los personajes denotando que a pesar de ser “diferentes” no impide el sentimiento de cariño y hermandad entre ellos, en conjunto con Cooper Andrews y Marta Milans que crean el nexo familiar.

Mark Strong hace un papel perfecto del personaje, es frío, vengativo y malvado, denota la personalidad de un ser corrompido por las entidades (los 7 pecados), el hambre de poder y sobre todo la actitud de una persona que ha sido violentada desde su niñez, pues siempre lo tiene presente.

La banda sonora de Benjamín Wallfish (IT, Annabelle: Creation, Blade Runner) logra su cometido, hace notar el momento del nacimiento de un nuevo héroe, esa parte épica y mágica de un personaje de fantasía, el drama, miedo y llegada de un ser malvado y poderoso y la llegada del clímax, la gloria y el triunfo.

La cinta tiene una buena cantidad de escenas épicas que te pueden dejar con la boca abierta, está llena de sorpresas que dejarán a más de uno con el “hype” hasta el cielo, seguramente habrá más de uno en la sala que grite de emoción o los deje totalmente asombrados con lo que está por llegar.

Lo definitivo es que DC comics la ha vuelto a hacer y poco a poco se reabrirá paso en el lugar que le corresponde, dejando en claro que va a lo grande, acompañado de un universo rico y basto de personajes de fantasía que seguirán marcando época.