Sonic: La Película. Excediendo el límite de la genialidad

30 de abril de 2019, Paramount intentaba darnos una gran sorpresa a la comunidad gamer y amantes del cine con la llegada del primer tráiler de Sonic y bueno, tenemos bien presente cómo las cosas se tornaron. El diseño de nuestro erizo favorito era espantoso, con nada de carisma, sin siquiera una pizca de la autenticidad del mismo como sus guantes blancos y sus grandes ojos carismáticos, asemejándose más bien al niño Peter de Jumanji hizo que de inmediato los internautas hablaran de la cinta no precisamente para bien.

¿Excelente estrategia de marketing? Muy probablemente, pues después de que se comentara que habría un ligero retraso para rediseñar al personaje y presentar algo digno, llegó un resultado impresionante para los supuestos 6 meses de ardua labor, y sobre todo arruinando lo que todos esperaban: el día que llegara la tragedia.

Desarrollado por Sonic Team y distribuido por SEGA en 1991, Sonic The Hedgehog trata de las aventuras y obstáculos que debe enfrentar el pequeño héroe azul para rescatar a los pequeños animales secuestrados por el temible Dr. Robotnik, que en cada acto llegará con una nave diferente para detener al erizo.

Así pues, con el reciente atrevimiento de productoras como Warner, Legendary, entre otros por realizar películas basadas en videojuegos, Paramount Pictures aprovecha su turno para traernos algo realmente memorable de este clásico que, aunque a todos nos provocó dudas, el salir de la sala con una gran sonrisa y recordar nuestra infancia lo convirtió en algo maravilloso.

Las grandes habilidades de Sonic (Ben Shwartz/Luisito Comunica) son un riesgo para sus seres queridos, por lo que desafortunadamente se ve obligado a marcharse a otro planeta, donde debe permanecer oculto. Con ello, los humanos de Green Hill, serán sus “nuevos amigos en secreto”. De esta situación tendrá que aprender de la vida de ellos y, a pesar de estar rodeado de individuos, seguirá sintiéndose sólo, marginado, triste, hasta ser descubierto y deba volver a huir o enfrentar la situación y salir adelante.

Por estas circunstancias, una gran aventura está por iniciar: La búsqueda por uno de sus objetos importantes con ayuda de su nuevo compañero Tom Wachowski (James Marsden) y la incesable persecución del Dr. Robotnik (Jim Carrey) para obtener su poder  harán que la hora y media de la cinta esté repleta de momentos divertidos, simbólicos y sobre todo de referencias significativamente sentimentales.

De esta manera, el largometraje se sostiene de 3 pilares importantes que deben ser muy bien interpretados para un buen resultado y afortunadamente ocurrió. En primer lugar, el personaje interpretado por James Marsden.

Tom, el recién nombrado Sheriff de Green Hills, que se preocupa por el bienestar de la gente y sobre todo de los animales que se encuentran en el entorno, será quien ayude a nuestro héroe en su travesía, haciendo una mancuerna perfecta llena de valentía y humor, cuyo enlace y mensaje principales son la amistad, lealtad y la protección de la naturaleza. Marsden comprende el mensaje y nos muestra a alguien optimista, ocurrente y extrovertido que conectará y alegrará al público indudablemente.

Por el contrario, el antagonista de la historia es mucho más de lo que debería ser. El trabajo de Jim Carrey (quién volvió a una cinta de comedia desde Dumb and Dumber to, en 2014) es espectacular en todos los sentidos, pues, una vez más nos deleita con ese espíritu y particularidad que lo representa, pero con el toque indispensable para distinguir a quién le da vida. El Dr. Robotnik es realmente un ser malvado, egocéntrico, con una mente prodigiosa que utiliza para idear sus terribles planes y estará dispuesto a todo para lograr ejecutarlos. Carrey consigue esa sensación de amarlo y odiarlo al mismo tiempo, posicionando a Eggman como uno de los mejores villanos, como debe serlo, de hecho.

Sonic no se queda atrás y como el más importante del filme consigue atrapar al público, para crear esa empatía hacia él y querer verlo en todo momento, debido a que refleja en muchas ocasiones una diversidad de sentimientos que pueden llegar fácilmente a ser comprendidos por el espectador. Un ser dinámico, lleno de energía literalmente.

En la proyección, nos tocó ver la película doblada al español, por lo que si bien evidentemente no podemos evaluar la labor de Ben Shwartz, si logramos hacerlo con Luisito Comunica, el cual hace un buen desempeño para darle voz al erizo. Quienes hemos visto a Luisito en sus videos, sabemos que se esfuerza realmente para transmitir su mensaje con optimismo a sus viewers, su actitud positiva y energética pudo encajar con algunas situaciones presentadas en el filme, pero no en todas. Con esto último nos referimos a que en algunas escenas pudo liberarse un poco más para crear el impacto requerido, afortunadamente son pocas y podríamos decir que “pasó el examen con buena nota”.

Otro de los aspectos a destacar y que le dan a Sonic: La película un toque fresco, juvenil y hasta con toques de la onda de los 90´s, es el Soundtrack para ambientarla. Canciones como Supersonic, Speed Me Up, Blitzkrieg Bop (2016), Dance Monkey, My Sharona, Welcome To The Jungle, Happier, Gangsta´s Paradise y hasta el memorable tema de Green Hill Zone del videojuego original se encargan de mantener la idea del tiempo de lanzamiento del mismo pero consciente de la época en la que se encuentra, lo que hace conectar con todos sus espectadores.

Son detalles como el último mencionado que el largometraje piensa mucho y muy bien en sus fans, pues nos regala momentos sumamente emotivos que bien podríamos reconocer de su procedencia original más allá del diseño del personaje y algunos otros easter eggs. Sus movimientos de ataque, la tecnología y diseño e ideal de Robotnik, el amor de nuestros protagonistas por los animales y la naturaleza en general, entre otras cosas. No te vayas de la sala en cuanto parezca que todo ha concluído, porque hay dos escenas postcréditos que te harán saltar de emoción si realmente eres fan de nuestro héroe y, si lo eres tanto como yo hasta derramarás unas cuantas lágrimas de felicidad al verlas, junto con las referencias antes mencionadas.

En conclusión, Sonic: La película, es aquél proyecto cinematográfico que un gamer podría calificar como la mejor cinta basada en videojuegos, debido a que transmite de forma excelente el mensaje de lo manifestado en la consola, además de conectar con los sentimientos habituales de una persona en las situaciones representadas a lo largo del veloz viaje, dándonos una historia con sentido, entretenida, agradable y emotiva.

Sonic: La Película llegará este 14 de febrero a todas las salas de la República Mexicana

En conclusión
Llegando velozmente a nuestros corazones, Sonic logra el cometido de sorprendernos y regalarnos una historia con sentido, entretenida, agradable y emotiva que la hace posicionarse en el primer lugar de las mejores películas basadas en videojuegos.

Leave a reply