En esta, la era del social media, las nuevas generaciones y buena parte de las generaciones anteriores viven su vida en línea; Y es precisamente aquí, en el ciberespacio, donde se desarrolla “Unfriended” (Titulada “Eliminar amigo” en México), la película independiente de horror distribuida por Universal que ha resultado ser la sorpresa del verano. Aún cuando ha sido despreciada por la crítica, “Unfriended” es una cinta novedosa, inteligente, emocionante, e incluso exasperante (en una acepción positiva del término, si se me permite tal sinsentido). Esta historia abreva y se nutre del género de horror conocido como “pietaje encontrado” (“The Blair Witch Project”, “Paranormal Activity”, “Rec”), pero lo moderniza al transportar la acción al plano informático, ya que toda la cinta transcurre en tiempo real en la pantalla de una computadora, y salta entre una conversación de Skype y Google, Gmail, Youtube, Facebook, Spotify y muchas aplicaciones más.

unfriended1-e1426299238643“Unfriended”, en la mejor tradición del horror, es una historia moralina; es decir, es una historia en la que la maldad recibe justo castigo por medios sobrenaturales. La trama gira alrededor del suicidio de Laura Barns, una adolescente que se quita la vida tras ser ridiculizada por un video subido anónimamente a internet. Un año después del trágico acontecimiento, seis de sus amigos son contactados en Skype por un misterioso personaje virtual, y se ven arrastrados a un juego mortal en el que sus más grandes miedos, secretos e inseguridades salen a flote.

La gran belleza de “Unfriended” reside en su simplicidad y su frescura. Mucho más allá de las ocasionales escenas de gore, el terror es psicológico y nace de miedos comunes particularmente para los jóvenes. Esta es quizá, simultáneamente, su mayor fortaleza y su mayor falla, ya que la cinta resultará bastante disonante para los tecnofóbos, y aquellas personas que se resisten a usar las redes sociales. Dicho de otra manera, tu abuelita no le entenderá, y a tu mamá no le gustará. Pero tú que te la vives en internet, compartirás el miedo de sus protagonistas. Y quizá, sólo quizá, después de verla, considerarás seriamente cerrar tu cuenta de Facebook.